Papás e hijos se ayudan

Papás e hijos se ayudan

Convivio familiar en Tizimín, en la "Gabino Barreda"

1 / 2


Padres de familia participan en actividades de lectura y comprehensión con sus hijos en el salón de clases, en Tizimín, en la escuela "Gabino Barreda"


TIZIMÍN.- Nunca es tarde para festejar a papá y qué mejor modo de hacerlo que conviviendo e imaginando un cuento con él.

Dentro del Plan de Mejora a nivel primaria, la escuela “Gabino Barreda” turno matutino preparó un convivio para los padres de familia con la intención de que pasaran un rato en las aulas de clase junto con sus hijos.

El evento fue la conclusión de las actividades escolares que se prepararon en el transcurso del ciclo, en el cual se le pedía a los padres involucrarse en ciertas lecciones dependiendo de la tarea que se les dejara a sus hijos.

Una vez instalados en los salones, los profesores invitaron a los papás a leer una lección con sus hijos e inventar en equipos un cuento surgido de su imaginación.

Dependiendo del grado de estudios se procedió a ejercer la actividad. A los más pequeños se les encargó colorear. Los papás recortaban unas figuras diseñadas para recrear el cuento.

Los más grandes leyeron y con base en la comprehensión de la lectura diseñaron una proyección de la oración en forma de cuento.

Durante las actividades, los papás comentaban el acierto al dejar tarea a sus hijos en la cual tuvieran que participar ellos como padres.

Al trabajar en conjunto, indicaron, era notorio el avance que conseguían ellos y sus hijos en el aprendizaje.

Los papás que se sentaron a realizar la tarea con sus hijos en casa notaron fluidez al leer y mejor comprehensión de la lectura. Además, les agrado interactuar con ellos, calificar su desempeño y observar cómo se desenvolvían sus hijos cada vez mejor.

Al concluir la actividad, un papá de cada equipo presentó el trabajo de los demás.

Las aulas del salón se transformaron en teatros y salas de cine y la mente de los niños volaba en cada escena que se presentaba.

Aunque varios papás no pudieron asistir por trabajo, las madres de familias que asistieron no se esperaban la sorpresa que les tenían preparadas a los esposos.

Las mamás aprovecharon para conocer a los demás papás o a los abuelitos que con tal de no dejar a sus nietos solos, llegaron en representación de los papás.

Una vez que culminaron las proyecciones que realizó cada equipo, la directora Martha Beatriz Canté Pinzón invitó a los papás a un desayuno por su día.- JACQUELINE MEJÍA CASTOR




Volver arriba