Ofrecen clases para las madres de familia

Invita la escuela Remigio Aguilar Sosa de Tizimín

Mamás participan en la primera clase de dibujo y pintura, con instrucciones en lengua maya, en la escuela primaria "Remigio Aguilar Sosa" de Tizimín

TIZIMÍN.- Padres de familia se acercan a tomar cursos de pintura y jarana mientras sus hijos toman clases en la escuela primaria.

Como medio para interesar a los tutores en el estudio de sus hijos, la primaria “Remigio Aguilar Sosa” impartirá -todos los viernes- clases de pintura y jarana a las madres y padres interesados en darse un espacio para convivir con sus hijos.

Los cursos serán gratuitos y cada jornada durará una hora. Para tomar clases de jarana la cita será a las 7:30 a.m. y a partir de las 8:30 comenzarán las clases sobre técnicas de dibujo.

Sólo se pide a los padres de familia que lleven su material de trabajo y muestren muchas ganas de aprender y divertirse al convivir con los demás papás y maestros.

El director del plantel, José Dolores Chan Cuevas, informó que estos cursos se comenzaron a impartir a los alumnos de 3o. a 6o.

-Se buscó un espacio para intercalar entre clases esta actividad y por el interés que mostraron los alumnos ahora se implementará en los padres de familia para que aprendan, orienten a sus hijos y busquen una manera de apoyarse económicamente vendiendo sus trabajos.

La maestra Brenda Aracely Poot Poot explicó que su método para impartir clase se basa en escuchar, observar y practicar, dándole prioridad a la lengua maya.

-La intención de rescatar este dialecto es retomar nuestras costumbres mayas y qué mejor que interactuando con ciertas actividades.

-Cuando uno escucha, busca conectar la palabra con la expresión y la acción, de esa manera aprendemos a interpretar las palabras.

-Una vez que se aprende el significado, la práctica nos ayuda para expresarlas.

-Es el método pedagógico que aplico con mis alumnos para facilitar el habla mientras aprenden a bordar, pintar o bailar.

-En general hay buena respuesta de todos, actualmente ya identifican palabras y contenidos en maya.

Por otro lado, fueron pocas las mamás que se presentaron en la primera sesión de las clases de pintura.

Según comentaron, se les hicieron muy cómodas las clases a pesar de que no hablan muy bien la maya.

Al agradecer estos cursos, las mujeres dijeron que son muy pocos los habitantes de Tizimín que hablan y entienden bien la maya.

También mencionaron que en ocasiones llegan sus hijos solicitando ayuda con sus tareas y, si como padres no entienden lo que pide la lección, se les dificulta mucho ayudar a sus hijos.

-No se nos hizo pesada la clase, al contrario practicando poco a poco se nos facilitará expresar y hablar en maya. Algunos padres ya lo hablan mientras que otros tenemos noción y la medio lo entendemos.

Que corran la voz

Tanto maestros como el director del plantel esperan que se corra la voz entre los padres y que más personas acudan a los cursos.

Se les motivará para que presenten sus trabajos al término del ciclo escolar.- JACQUELINE MEJIA CASTOR



Volver arriba