“No falta quien lastime”

En Tizimín, una madre de familia denuncia bullying

1 / 2


Madres de familia y alumnos a la salida de clases de la escuela primaria "Sebastián Molas" de Tizimín. A la izquierda, estudiantes juegan durante el recreo


TIZIMÍN.- Una madre de familia denuncia un presunto caso de bullying contra su hijo de 10 años en la escuela primaria “Sebastián Molas” del turno matutino.

“Estoy muy preocupada, ya son varias veces que agreden física y verbalmente a mi hijo por un grupo de cuatro niños”, dice María Mercedes Ku Chan, madre del menor.

Ivonne Alamilla Moreno, directora del plantel, asegura que no hay tal caso de bullying en la escuela, sino que los padres de familia están preocupados desde la alarma que hubo en el país por un niño que falleció.

El hijo de Mercedes Ku, G.I.N.K, estudia el cuarto grado con la maestra Lucía Rosana Díaz Pereira. En los últimos días el niño se niega a ir a la escuela por temor a las burlas y las agresiones de sus demás compañeros.

“Ya lo agarraron de su puerquito, no sólo una vez lo han agredido, ya son varias, lo más grave ocurrió hace un mes, cuando fui por mi hijo a la escuela y sus amiguitas se acercaron para decirme que mi hijo estaba con el ojo hinchado en el salón porque lo habían golpeado.

“Cuando llegué al salón lo vi llorando en su lugar, me dijo que un grupo de cuatro niños lo agarró a la fuerza y uno de ellos le lanzó el golpe en el ojo”.

“Un juego”

La mamá dice que ese mismo día habló con la maestra y la cuestionó sobre la agresión contra su hijo en el recreo, a lo que la profesora le contestó que sólo fue un juego.

Acudió con la directora, quien mandó llamar al niño que agredió a su hijo, pero el alumno se justificó diciendo que estaba corriendo y sin querer se le fue la mano.

“Después de esa ocasión, han sido constantes las agresiones a mi hijo, incluso ya fui a hablar con los papas de ese niño y su propio padre me dijo que lo disculpara, que tiene un hijo terrible y que siempre hay quejas de él; es más, se comprometió que iba a vigilar a su hijo para que no vuelva a pasar, pero hasta ahora molestan a mi hijo”.

Ayer se halló en su oficina a la directora, Ivonne Alamilla, quien dijo: “Hay padres que ven moros con tranchetes donde no hay”.

Se le explicó el malestar de la madre de familia, quien se queja de presunto bullying, a lo que respondió: “Qué bueno que está presente la maestra, ella es la que mejor sabe del caso de este niño; primero que nada hay papás que son muy problemáticos, ven moros con tranchete donde no hay; hemos platicado con ellos, no quieren entender que el niño es muy terrible; sin embargo aquí seguimos, no pasa nada, no hay tal caso, no hay bullying.

“Lo que pasa es que con esta alarma que sucedió con el niño en México, los papás están ‘ciscados’”.

La maestra de los menores involucrados, Rosana Díaz, dice que sigue muy de cerca el caso de ese niño.

“La señora (Mercedes Ku Chan) en una ocasión vino y cacheteó a su hijo delante de los niños, entonces qué es lo que demuestra en la escuela, y eso que no sólo lo hizo delante de mí, sino delante de un grupo”, dijo.

“El problema de este niño es su conducta; le falta interés, está metido en otras cosas; yo he invitado a su papá a quedarse en el salón para que observe a su hijo”.

En cuanto a la agresión del niño, dijo que “son juegos donde a uno se le pasa la mano. No falta quien lastime a alguien y se salga de las manos”.- WENDY UCÁN CHAN




Volver arriba