No avalan una obra a oscuras

No avalan una obra a oscuras

Advierten en El Cuyo la falta de luz en el muelle

1 / 3


Según visitantes, los fines de semana el muelle se convierte en cantina sin nadie que ponga orden
Al final del muelle deberían colocarse unas fotoceldas en color rojo y azul como alerta para evitar accidentes de lanchas y barcos


TIZIMÍN.- En el Cuyo los habitantes se negaron a firmar para que se haga la entrega oficial del nuevo muelle, pues faltan detalles importantes para que se pueda dar por concluida la obra.

Hace dos semanas personal de la SCT se reunió con algunos pobladores del puerto con la finalidad de hacer la entrega de los trabajos realizados durante casi un año.

Al solicitar firmas para avalar el término de la obra, la comisión de habitantes que se encargó de vigilar los trabajos se negó a dar su visto bueno, pues el muelle está en penumbras, sin energía.

Durante el tiempo que los trabajadores realizaban el piso artesanal en la avenida del muelle se instaló una planta que iluminaba la obra, pero al recoger la maquinaria y herramientas los trabajadores se llevaron todo.

Los trabajadores esperaban de que se “baje” la energía eléctrica para la inauguración oficial del muelle; sin embargo, desde hace más de un mes todo sigue igual.

Pese a que el comisario municipal, Manuel Medrano Lizama, ya informó al Ayuntamiento de Tizimín la falta de luz en el muelle, éste sigue sin energía eléctrica. Los fines de semana, cuando hay más visitantes, el muelle queda en penumbra de noche.

También se informó a los representantes de la SCT que no se terminó de pintar la obra y no pusieron señalamientos de algunas reglas que se deben cumplir. La falta de reglas da lugar a que gente adicta se reúna en el muelle a consumir bebidas embriagantes y otras sustancias.

Además, con las constantes lluvias, algunos de los ladrillos se comenzaron a levantar, de modo que se solicitó que se terminen los pendientes antes de las vacaciones.

El pasado fin de semana María Pilar Escobedo Piña llamó al Diario para decir que es lamentable que teniendo un muelle “de primera” en El Cuyo, no se pueda lucir de noche por la falta de luz.

La vecina de Tizimín señala que fue a pasar dos días con su familia al puerto y se percató de cómo jóvenes se embriagan en el muelle aprovechando la obscuridad, con el riesgo de que pasados de copas ocurran accidentes.

La mujer advierte que la falta de luz es un riesgo para los visitantes, sobre todo porque cada determinada distancia hay unas escaleras en el muelle donde alguien pudiera caer por la obscuridad.- W.U.Ch.




Volver arriba