Más de 100 años de historia

El faro de El Cuyo se puede visitar previa autorización

1 / 3


El faro de El Cuyo que se encuentra sobre vestigios mayas. Es uno de los más altos y de los más visitados de Yucatán en la actualidad
La maleza alrededor del faro, que lleva varios meses sin mantenimiento. A la izquierda, las escaleras dentro del faro, las cuales están hechas de herrería y tienen dos salidas hacia el exterior en El Cuyo


EL CUYO, Tizimín.- Los habitantes del puerto saben que el faro tiene más de 100 años de antigüedad y que en ese tiempo se ha sometido a cambios y remozamientos.

Los más veteranos recuerdan que el primer faro estaba hecho a base de aluminio y tenía una altura de cinco metros, pero con una potencia tal que los pescadores podían ver su luz a 40 millas.

Los barcos que venían en busca de la madera que salía de Colonia Yucatán se guiaban por la luz del faro.

México Sánchez Becerra, de 70 años, relata cuando su padre, Aquiles Sánchez Azueta, era capitán de puerto.

“Tenía 20 años (de edad) cuando mi padre me mandaba a prender el faro. Con gusto lo hacía, porque desde el cerro veíamos todo lo que había alrededor”, dice.

“Hasta la fecha este faro ha sido de los más visitados y creo que es el segundo más alto de Yucatán, porque está sobre un vestigio maya”.

Faro descuidado

Sánchez Becerra lamenta que actualmente el cerro del faro esté cubierto de maleza y que las autoridades no manden a retirarla.

Señala que en dos ocasiones se hicieron cambios en el faro hasta conseguir la altura que tiene ahora.

Dentro del faro hay escaleras de herrería con dos salidas al exterior.

La construcción se puede visitar, pero se necesita la autorización del capitán del puerto.

Para evitar accidentes la entrada se mantiene bajo llave y control del capitán, quien pide a los visitantes que no suban con menores de edad.- W.U.CH.




Volver arriba