Los perros invaden las calles

Los perros invaden las calles

En Tizimín no se concretan planes para darles hogar

El número de perros callejeros que deambulan por las calles de Tizimín crece y comienza a ser alarmante. Los canes entran incluso a iglesias y parques infantiles a defecar

TIZIMÍN.- Ya son varios proyectos que buscan remediar o al menos contrarrestar el problema de los perros callejeros en la ciudad. Sin embargo, pese a que se planean nunca se pueden concretar.

Hoy día ya creció el número de canes que deambulan en las calles de Tizimín; incluso esta situación se vuelve molestosa porque entran a iglesias y parques infantiles a defecar.

Ahora es común para la gente ver jaurías que se pasean en el Centro, en colonias o fraccionamientos.

La activista Doris Canul Chan fue una de las personas que tuvo la idea de crear un proyecto para dar hogar a los perros callejeros.

La activista buscó que le donaran un terreno donde poco a poco comenzó con el proyecto de hacer un refugio para perros y gatos. Con apoyo de algunos amigos logró capturar algunos animales para alimentarlos.

Pese a que buscó el apoyo de los empresarios, nadie se lo brindó, pues se requería adecuar el espacio para refugiar a los animales.

Por tal motivo optó por hospedar a los animales en el patio de su casa hasta buscar quien los adopte.

Rudy Coronado Bastarrachea, jefe de la Jurisdicción Sanitaria No. 2 en Valladolid, se interesó en el proyecto y ofreció apoyar a la causa, pero el apoyo nunca llegó.

Hoy, la activista dice que dejó de tocar puertas y lo último que hizo fue dar en adopción a 16 perros, pues le resultaba caro mantenerlos.

“Si el problema persiste es por culpa de las autoridades que no quieren hacer nada, supe que el Ayuntamiento quería hacer algo como una perrera, pero no sé si en este año se llegue a hacer.

“Lamentablemente, la gente no ayuda; ni siquiera tienden la mano a un ser humano, qué será de un animal; es triste pero es la realidad”, expresó.Doris Canul se queja de que ni las mismas campañas sean efectivas, pues en la reciente campaña de vacunación de perros y gatos, las vacunas antirrábicas llegaron incompletas.”Solo vacunaron a los animales caseros y los de la calle ni en cuenta; y esos son los más propensos a tener rabia y agredir a las personas”.- WENDY UCÁN CHAN




Volver arriba