Las apuestas corren en las carreras de caballos en Tizimín

Desde 2 hasta 10 mil pesos juegan en el recinto ferial

Con dinero en mano ofrecen apostar antes de  la carrera

TIZIMÍN.- En una tarde de apuestas se convirtió, el pasado domingo, una carrera de caballos llamada por organizadores “La gran derbi”.

La competencia se llevó al cabo en la pista de carreras del recinto ferial, donde se vivió un ambiente familiar, lleno de emociones y de porras a jinetes y caballos.

El evento ecuestre reunió a más de 100 familias de Tizimín, municipios cercanos y visitantes que llegaron desde Quintana Roo.

Para estar de cerca de la pista, los organizadores, encabezados por Salvador Baeza, cobraban una cuota de 60 pesos por persona.

Los gritos, los aplausos y el baile al ritmo de banda no se hicieron esperar.

Había venta de carne de carnero asada, antojitos, refrescos y cerveza (a $120 la canastilla). La venta se extendió de 2 de la tarde hasta las 7 de la noche.

La carrera no sólo motivó la diversión. Aficionados e incluso hasta niños hacían apuestas monetarias.

Los más pequeños, de familias conocidas, apostaban desde $2 hasta $10 por carrera. Los mayores lo hacían desde 50 hasta 500 pesos.

Los que tienen mayor poder adquisitivo se paraban al frente de la pista y ofrecían para apostar $1,000; algunos arriesgaron hasta $10,000.

En algunas ocasiones perdían y para la próxima trataban de recuperarse y apostaban de nuevo.

Antes de la competencia, los jinetes paseaban con los equinos para que los apostadores eligieran favoritos. Durante las últimas carreras, los organizadores dieron la oportunidad a la gente de pasar sin hacer pago alguno para que disfrutaran de cerca “La gran Derbi”.- W.A.U.CH.




Volver arriba