La pesca ilegal aún no tiene freno

La pesca ilegal aún no tiene freno

Pepineros furtivos abandonan a un buzo por huir

TIZIMÍN.- Pescadores de San Felipe rescataron ayer a un buzo abandonado a su suerte por pepineros furtivos que huyeron cuando se sintieron descubiertos.

Apenas hace un mes, se generó un zafarrancho en el puerto cuando los ribereños quemaron dos embarcaciones de pescadores furtivos que descubrieron en las costas de San Felipe sacando pepino de mar.

Desde entonces, los pescadores formaron cuadrillas de en todos los puertos del Oriente. Luego de las evidencias de depredación y tras recientes robos de lanchas y motores, se intensificó la vigilancia por mar y tierra para evitar más saqueo de especies y de equipo de pesca.

Ayer, una comisión de pescadores estaba cerca de las costas cuando vio a lo lejos una embarcación con varios pepineros a bordo.

Los pescadores, por más que aceleraron, no lograron alcanzar a los buzos furtivos. En la desesperación por huir, los pepineros cortaron la manguera del buzo que estaba bajo el agua buscando pepino y lo abandonaron.

Al llegar al sitio los pescadores de San Felipe sacaron al asustado buzo, un joven de 17 años de edad quien dijo ser de Mérida.

Los pescadores subieron al buzo y lo entregaron a las autoridades municipales.

Según los ribereños, esto demuestra que siguen llegando pepineros a la zona para saquear la especie.

En otro lugar, en Sisal, al terminar ayer la minitemporada de pepino se escucharon opiniones contrastantes sobre el resultado. Algunos dijeron que la pesca fue regular y otros, baja.- WENDY UCÁN CHAN/JOSÉ W. COB CHAY PÁGINA 12




Volver arriba