Gran fiesta de Epifanía

Ágil saludo a los Tres Reyes en la iglesia de Tizimín

Antes y después de la misa, los peregrinos pasan a saludar a los Tres Reyes, al pie del altar, en el Santuario de Tizimín, ayer lunes 6

TIZIMÍN.- Motivados por su fe, fieles católicos visitan las imágenes de los reyes Gaspar, Melchor y Baltazar, pese al frío y a la lluvia.

Ayer, 6 de enero, Día de Reyes, se registró menor afluencia de peregrinos que el pasado fin de semana. Los fiesteros creen que se debe a la crisis económica y al regreso a clases. Además, de que cayó en lunes.

A pesar de todo, a numerosas familias que no le importaron las inclemencias del tiempo y desde las 5 de la mañana llegaron para prender velas a los Tres Reyes y untarles ruda.

La cola para entrar a ver a los santos patronos avanzaba tan rápido que hubo familias que no tardaban parados y ya estaban frente a las imágenes haciendo sus peticiones y agradeciendo los logros.

Tal es el caso de Alfonso Carvajal Quintal, quien llegó de Opichén con su esposa e hijos para agradecer por las bendiciones del año pasado.

“Este es el tercer año que vengo con mi familia; gracias a ellos tengo un trabajo estable, una familia unida y salud para mis padres, por eso les tengo mucha fe y no nos importa que haya crisis, venimos aunque sea en camión de pasaje”, dice.

El joven comenta que esta vez le impresionó ver poca gente y que la cola haya avanzado tan rápido.

“Tuvimos hasta tiempo de escuchar la misa con el arzobispo (Carlos Berlie Belauzarán)”, comenta.

Carlos Amílcar Rivera Estrella, alias “La Chaya”, también cumplió con su promesa de decorar un casco y pedir a los Reyes por su familia y por el trabajo que tiene.

Según indica, la promesa de decorar un casco para ofrecerle a los patronos lo hace desde hace siete años.

En el Día de Reyes, el arzobispo de Yucatán pidió a los peregrinos durante la celebración eucarística no ser egoístas y aprender a compartir con generosidad.

“Comparte con los demás, nadie es tan pobre que no pueda compartir, que sean los Reyes nuestra lección, nuestro ejemplo en la búsqueda de Cristo”.- WENDY UCÁN

Día de Reyes o fiesta de la Epifanía

Significado

Epifanía quiere decir manifestación. Se conmemora la primera manifestación del Hijo de Dios hecho Hombre al mundo pagano, más allá de Israel, que tuvo lugar con la adoración de los Reyes Magos.

Alcance

La fiesta proclama el alcance universal de la misión de Cristo, que viene al mundo para cumplir las promesas hechas a Israel y llevar a cabo la salvación de todos los hombres.

Orígenes

La fiesta de Epifanía nació en los primeros siglos del Cristianismo. En el evangelio se relata que llegaron estos magos a Jerusalén; tal vez pensaban que aquél era el término de su viaje, pero allí, en la gran ciudad, no encuentran al recién nacido.

Quizá -parece humanamente lo más lógico si se trata de buscar a un rey- fueron directamente al palacio de Herodes; pero los caminos de los hombres no son, frecuentemente, los caminos de Dios. Indagan, ponen los medios a su alcance: ¿Dónde está?, preguntan. Y Dios, cuando de verdad se lo quiere encontrar, sale al paso, nos señala la ruta, incluso a través de los medios que podrían parecer menos aptos.




Volver arriba