Generosos donadores en una campaña

Buena respuesta en Tizimín a una colecta se sangre

Un voluntario come frutas que personal del Centro de Donación Sanguínea brinda a los donantes

TIZIMIN.- Un poco más de 60 unidades de sangre fueron captadas por el personal del Centro Estatal de Transfusión Sanguínea hasta las 10 de la mañana de ayer, día en que concluyó la campaña de donación voluntaria.

El evento de donación fue promovido por la Embajada de Activistas por la Paz, la Secretaría de Salud de Yucatán y el Centro Estatal de Donación Sanguínea.

Como publicamos, bajo el lema “Donando la savia de la vida”, el martes 8 de abril se inició esta actividad.

El módulo de donación voluntaria fue instalado en el salón de actos del Palacio Municipal, en donde trabajadores del Ayuntamiento y voluntarios aceptaron el llamado a donar.

Los servicios de extracción de unidades sanguíneas se iniciaron a las siete de la mañana. La respuesta de la gente fue buena, según palabras de la coordinadora de la campaña de donación, Sofía Brito Soberanis.

La coordinadora informó que al inicio de la campaña se instalaron módulos en el Instituto Tecnológico, el campus de la Uady y, ayer, en el Palacio Municipal.

También comentó que desde el se inició la campaña la participación de los jóvenes fue buena y se cumplieron las expectativas.

Más de 60 donadores

Hasta las 10 de la mañana de ayer, se contaba con poco más de 60 donadores en igual número de unidades sanguíneas (400 ml. por unidad. y se esperaba que al cierre de la jornada llegara a las 70 unidades donadas.

Aún sin un objetivo específico por alcanzar en cuanto a cantidad de unidades sanguíneas en la campaña, la participación de la ciudadanía tizimileña fue buena, afirmó Sofía Brito Soberanis.

La coordinadora agregó que la campaña en el estado comprende del 1 al 30 de abril. Para los que no hayan podido donar y tengan la voluntad de hacerlo, pueden acudir al hospital San Carlos de esta ciudad o al hospital H’Orán, entre otros, de la ciudad de MéridaLas transfusiones de sangre salvan vidas y mejoran la salud. En el mundo millones de pacientes no tienen acceso a sangre de manera segura cuando surge una emergencia, se indicó en el evento.Todos los donadores están bajo la supervisión y cuidado de personal calificado, quienes brindan información, vigilan la donación de sangre y suministran alimentos y reposo de los voluntarios, para evitar desvanecimientos o debilidad propias de cualquier persona que haya donado sangre.- Ermilo Alcalá Dávila



Volver arriba