Falta de respeto a la Virgen

Escándalo durante una procesión en la feria de Sucopo

7_030214_p2sucoponphoto01

SUCOPO, Tizimín.- El escándalo y la música profana causaron molestia entre los devotos de Virgen de la Candelarias. El ruido casi arruina la procesión de ayer.

Mientras el sacerdote Jorge Carlos Villegas Blanco oficiaba la misa en la capilla de Sucopo, enfrente, visitantes -en su mayoría tizimileños- departían bajo los stands con música viva.

Poco antes de las 2 de la tarde, al terminar la misa, los custodios sacaron la imagen de la Virgen para subirla a una camioneta y realizar la tradicional procesión.

Como un grupo musical estaba armando un escenario frente al comisariado, los peregrinos tuvieron que pasar en calles aledañas y no rodearon el parque como se hace cada año.

Más de 100 feligreses pasearon a la Virgen. Con ramilletes coloridos y estandartes caminaron cantando a la venerada imagen.

En lo que se llevaba al cabo la procesión, la música viva seguía haciendo escándalo y provocaba el enojo de los peregrinos. Incluso el camión de una cervecería obstaculizaba el paso de los feligreses. La procesión estaba casi frente al parque pero la música seguía. Algunos peregrinos gritaron que le pararan a la música.

La Virgen fue llevaba de nuevo a la capilla, donde los feligreses aprovecharon para encender sus veladoras y untar ruda a la imagen.

Mientras, la fiesta seguía en los stands de cerveza. En uno de los expendios de cerveza había dos mujeres bailando con poca ropa.

Vecinos molestos

En la comisaría, los pobladores, sobre todo las mujeres, se han comenzado a disgustar por el espectáculo que ofrece un grupo de travestidos durante la feria.

Según los pobladores, desde el día de la vaquería dos hombres vestidos de mujer comenzaron a ingerir bebidas embriagantes y a molestar a los jóvenes.

Altagracia Petul Couoh dice que, el viernes y sábado pasados, tres travestidos se metían bajo uno de los stands de cerveza a embriagarse. Ya ebrios, se acercan a la mesa de los muchachos del pueblo para acorralarlos, dice.

Incluso dice que el sábado estaban molestas varias madres de familia porque ya no solo se meten con sus maridos, sino también con sus hijos que ni han llegado a la mayoría de edad.

“Solo vienen a mal inquietar a los chamacos del pueblo; como no pueden en Tizimín, vienen aquí a hacer su relajo”, dice la madre.

Bailes eróticos

“Menos mal si respetaran a la gente; una vez estando ebrios hasta se les olvida que llevan ropa y se descaran haciendo bailes eróticos frente a la gente y a las familias”.

En Sucopo hay puestos que ofrecen cervezas des $10 hasta $35, también venden platos con carne de carnero asado a $40.- WENDY UCAN CHAN

De un vistazo

A madres de familia de Sucopo les molesta la conducta de travestidos.

Travestidos alcoholizados

Según algunas mamás, desde el día de la vaquería dos hombres vestidos de mujeres comenzaron a ingerir bebidas embriagantes y a molestar a los hombres.

Tratan de seducir

Vecinas dicen que estando ebrios hasta se les olvida que llevan ropa y se descaran haciendo bailes eróticos frente a la gente y a las familias; incluso tratan de seducir a menores de edad.




Volver arriba