Escuela sin recursos, con cinco alumnos

Escuela sin recursos, con cinco alumnos

Temen en Sucopo por los salones en malas condiciones

1 / 3


Los niños de la Escuela Inicial 10 de Mayo de Sucopo, Tizimín, solo tienen un juego infantil. A la izquierda, la llegada al plantel, donde los padres de familia colaboran
Mamás acompañan a sus hijos y participan en la clase en el plantel preescolar de Sucopo, Tizimín


SUCOPO, Tizimín.- En esta comunidad, una escuela inicial, no sólo está casi en completo abandono, sino que apenas asisten cinco niños, precisamente por las precarias condiciones en las que se encuentran las instalaciones.

En el ciclo pasado, la maestra contratada por la Secretaría de Educación, dejó de asistir por falta de alumnos. Las mamás llevaban a los niños una vez por semana cuando acudía la educadora.

La escuela inicial, que lleva por nombre 10 de Mayo, se ubica a media cuadra del centro de la comisaría.

Ahora apenas acuden 5 niños -de entre 1 y 4 años de edad-, quienes van acompañados de sus mamás.

Antes de que se iniciara el ciclo escolar, la maestra, quien llegó desde Sinanché, salió a invitar casa por casa a las madres de familia para que inscribieran a sus hijos. Algunas mamás alegaron que la escuela no está en condiciones adecuadas.

Usan lo que sobró

La educadora trabaja con el poco material que quedó del ciclo pasado. La preocupación de las madres es que una de las aulas -que servía para los juegos- se desbarata. Los dos salones están hechos de guano y maderas.

Ligia Delgado Valle, Seidy Kuyoc Rosado y Ariane Arceo Valle son algunas de las mamás que ayer acompañaron a sus hijos. Las madres temen que, en un descuido, una culebra o un insecto entre al salón.

Según dicen, año tras año han enviado solicitudes a los gobiernos municipal y estatal en busca de que les donen material de construcción o les hagan una pieza, ya que le urge a la comunidad.

Incluso dicen que hay la intención de visitar a la alcaldesa tizimileña, María del Rosario Díaz Góngora, pues confían en que a través de ella se pueden lograr donaciones para hacer un salón.

Se necesitan colchonetas, ya que todas las que se tenía se mojaron con las lluvias y se rompieron. Por lo mismo, no se puede aceptar bebés; no hay material para la estimulación que se requiere -añaden.- W.U.C.




Volver arriba