“Es un lavado de cerebro”, dice un párroco

Invitan a fieles de Tizimín a ya no creer en adivinos

La casa esotérica "Secreto maya" no abre desde hace ya dos días

TIZIMÍN.- Tras el cierre de una casa esotérica en la ciudad, la Iglesia Católica hace un llamado a sus fieles para no caer en “el lavado de cerebro” de los supuestos videntes o adivinos.

Ya son dos días que la casa esotérica “Secreto maya” no abre sus puertas como lo hizo durante varias semanas.

En el sitio ofrecían citas a la gente mediante la venta de un “medallón de la suerte”.

El párroco Luis Góngora Góngora, de la iglesia de los Tres Reyes, dice que la postura de la religión católica es negar todo lo que va contra el primer mandamiento de la ley de Dios: “Amarás a Dios sobre todas las cosas”.

“A este tipo de charlatanerías yo le diría lavado de cerebro, es caer en los miedos que este tipo de gente infunde a los débiles.

“Creen que con leerte la cola del tabaco, la tasa de café, las cartas, la cruz magnética y toda la serie de imaginaciones e inventos vas a tener el mejor remedio.

“Lo único que hacen es atacarte el cerebro y si lo tienes débil caes, sobre todo los que tienen la ignorancia o la desesperación”, declaró el párroco Luis Góngora.

El padre señaló que hay gente que usa el agua bendita para eso y que juegan con los sentimientos de la gente utilizando las imágenes religiosas. “Los hacen creer que son católicos y que ellos sí creen en Dios”.

Añadió que hay quienes acuden a la iglesia para que les bendigan el agua y luego resulta que es para uso satánico o de burla hacia la ignorancia del ser humano.

“Qué bueno que la Policía tiene una alerta para ese lugar, no se vale que vengan acá a tratar de quitarles los pocos centavos que tienen las personas”, señaló el párroco.

También dijo que Iglesia Católica siempre ha frenado este tipo de charlatanerías y aún así siguen existiendo ese tipo de lugares.- WENDY ARACELLY UCÁN CHAN

De un vistazo

Interviene policía

El jefe de la Policía Municipal, Federico Cuesy Adrián, hizo un llamado a no caer en el fraude de gente que se dice “adivina”.

La “maestra” se fue

A los clientes se esperaban ser atendidos les dijeron que la “maestra” cerró el negocio hasta nuevo aviso.




Volver arriba