El Cuyo cobra vida

Preocupan fallas en la electricidad y el agua potable

7_18042014p1Cuyophoto01

EL CUYO, Tizimín.- Las casas en la zona veraniega y las habitaciones de hotel ya comienzan a ser abarrotados por visitantes de Tizimín, Valladolid y Mérida.

Desde hace tres meses que los cuartos se apartaron y el día de ayer comenzaron a ocuparlas las familias.

En la zona veraniega, la semana pasada tizimileños llegaron a limpiar sus casas, pues esperan la visita de familiares el fin de semana.

Lo que tiene preocupados a los visitantes es el problema con la energía eléctrica y el agua potable, pues han sido constantes los apagones, al grado que familias han tenido que dejar sus casas y buscar alojo dentro de la comunidad o con conocidos.

Se ha reportado a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), pero el problema aún no se soluciona.

Según los vacacionistas, cada año ocurre lo mismo y tratan de adaptarse.

Las tiendas de abarrotes desde el lunes se surtieron para evitar los problemas de escasez, como ocurrió hace un año. Algunos veraniegos fueron preparados, como Lilí Soberanis Villa, de Mérida, quien tiene casa en la zona veraniega y dice que llevaron todo lo necesario para pasar una temporada.

La madre de familia indica que desde el viernes de la semana pasada llegaron al puerto y se la pasan muy bien dejando a un lado el estrés y las preocupaciones. En cuanto a las calles, vecinos están contentos; lgunas se repavimentaron y otras se bachearon.

“Qué bueno que con eso nos ayudó el municipio, ya no hay baches; al parque le dieron su manita de gato y la basura la vienen a recoger cada dos días. Ojalá los visitantes nos ayuden y los que tengan vehículo que lo lleven al basurero”, dice la vecina Gloria May Aguilar.

El muelle de concreto ya está por concluirse. Este fin de semana se suspendieron las labores, solo faltan detalles para concluir.

La maquinaria que está asentada genera quejas de algunos vacacionistas.

Juan Piña Herrera, visitante de Mérida, dice que la grúa ya concluyó con el trabajo en las columnas del puente, de manera que ya no es necesario que siga allá tapando el acceso a la gente.

“Pudiese ocasionar accidentes; hay niños ociosos que se suben y no hay quién los vigile; entiendo que son los trabajos para el muelle, pero si ya les terminó de servir, mejor que se retire”.

Para este fin de semana, juegos mecánicos y puesteros ya comienzan a llegar al puerto. Mañana sábado se espera una “guerra de bandas” con grupos musicales locales, a partir de las 10 de la noche.- WENDY UCÁN CHAN




Volver arriba