El cáncer causa estragos en una niña

Yadira Itzincab Poot con su mamá, Manuela Poot, en su vivienda

TIZIMÍN.- Cuando Yadira nació su mamá nunca imagino que a su hija le fuera a ocurrir algo tan terrible como el cáncer.

A la edad de 3 años los médicos le tuvieron que extirpar el ojo izquierdo por temor a que se expandiera un tumor que le detectaron a los 15 días de nacer.

La niña vive con sus padres, cuatro hermanos y su abuela Ana María Itzincab, de 70 años, quien dice que le da pena que su nietecita le pregunte el porqué todos tienen dos ojos y ella solo uno.

-”Yo quiero tener dos ojos como tú abuelita”, me dice la niña. Yo le digo que el doctor se lo quitó para que pueda vivir -relata Ana María.

La niña pedía que le regalen una muñeca, como deseo infantil pero su madre no tuvo dinero para comprársela. Una persona se la regaló en el hospital O’Horán.

Apoyo que no llega

La familia vive con carencias, ya solicitó al Ayuntamiento el apoyo de láminas para su casa, ya que cuando llueve el agua entra, pero hasta la fecha no les dan respuesta.-

Página 2




Volver arriba