Ebrio en bicicleta choca a vehículo estacionado

Desprende por el golpe la facia del automóvil afectado

Cuando un policía municipal lo ayudó a levantarse para llevarlo a su casa, José Canul Kuyoc puso resistencia porque pensó que lo llevarían detenido

TIZIMÍN.- Un ciclista alcoholizado terminó de golpe su carrera al estrellarse contra un coche estacionado, al que le desprendió parte de la facia trasera, en un percance ocurrido anteanoche.

El accidente ocurrió alrededor de las 7 de la noche sobre la calle 33 con 52-A.

Según testigos, el ciclista José Candelario Canul Kuyoc transitaba -al parecer rápido- de Oriente a Poniente sobre la 33, y por el estado de ebriedad en que estaba perdió el control de su bicicleta de montaña y se impactó en el costado derecho trasero de un Tsuru que estaba estacionado, del cual desprendió parte de la facia traera.

Por el impacto, Canul Kuyoc cayó y quedó tirado a un lado del automóvil.

Los vecinos dieron aviso a la Policía, cuyos agentes llegaron al sitio junto con un paramédico de la corporación para valorar y revisar al ciclista. Minutos después llegó la ambulancia de la Cruz Roja, cuyos paramédicos también lo revisaron y determinaron que José Candelario no requería ser trasladado al nosocomio, ya que solo sufrió golpes leves.

El ciclista, que resultó ser conocido del propietario del vehículo afectado, fue trasladado a su domicilio en una patrulla, previo acuerdo con el dueño del Tsuru de que cuando estuviese en sí llegarían a un acuerdo.

Sin embargo, cuando un policía ayudó a Canul Kuyoc a levantarse para llevarlo a su casa, éste puso resistencia porque pensó que lo llevarían a la cárcel detenido.

Se levantó el acta y deslinde de responsabilidad por si alguna de las partes se retracta.- SANTOS EUÁN C.




Volver arriba