Desalojan a familias de Tizimín

La Policía exhorta a paracaidistas a retirarse en paz

1 / 2


Agentes de la Policía Estatal que estuvieron custodiando el área mientras la gente desarmaba sus viviendas, en Tizimín. A la izquierda, Un hombre y su hijo desbaratan una casa que construyeron hace dos años cuando invadieron en grupo un terreno


TIZIMÍN.- Unas 50 familias que invadieron una propiedad privada hace un par de años fueron desalojadas ayer con ayuda de la Policía.

La diligencia de desalojo se llevó al cabo cerca de la 12 del día, en un terreno ubicado en el sur de la ciudad, justo frente a los exrieles del tren.

Hace 2 años

Como se recordará, un grupo de paracaidistas comenzó hace dos años la invasión de los lotes de tierra, con el argumento que se había convertido en un basurero y el dueño nunca se presentaba a darle mantenimiento.

Desde entonces, los invasores comenzaron a dividirse el predio. En la administración de José Dolores Mezo Peniche les pusieron dos tomas de agua potable.

Hoy, después que Pedro Pablo Cimé Aké acreditó con documentos ser el dueño, las familias fueron desalojadas.

El licenciado Rodolfo Medina Herrera, quien es el asesor legal del Pedro Cimé, también se presentó ayer en el terreno y pidió a la gente que abandonara el lugar de manera pacífica para entregárselo al propietario.

Presentó una orden de desalojo el actuario José Adalberto Yam Och, quien les pidió que se retiraran del lugar con todas sus pertenencias.

Al sitio llegó una patrulla de la SSP con varios agentes quienes custodiaron el área hasta esperar que toda la gente saliera del predio.

Mujeres, niños y hombres estuvieron recogiendo sus pertenencias. Algunos con ayuda de triciclos y vehículos fueron acarreando maderas y láminas de cartón que poco a poco desbarataron.

Intentaron un acuerdo

Según el abogado Rodolfo Medina, desde un principio se trató de llegar a un arreglo con los invasores, pero nadie aceptó el diálogo.

“Algunos me fueron a ver a mi oficina, querían que a la mala se les regale, porque según ellos lo limpiaron”.

Ayer, mientras unos retiraban sus pertenencias, otros de mala gana decían que no se les avisó y que no les dieron tiempo de buscar un espacio donde vivir. “¿Quién nos va a pagar lo que hicimos?, gracias a nosotros bajaron agua por el gobierno”, dijo una mujer invasora.

Los agentes policiacos dijeron que no se iban a mover del predio hasta que todos abandonen el área para que se le entregue al propietario.- W.U.C.




Volver arriba