Contra la poliomielitis

Contra la poliomielitis

Piden apoyo para la vacunación a papás de Tizimín

1 / 7


El banderazo de inicio de la Segunda Semana Nacional de Salud en Tizimín. A la izquierda, madres de familia se registran para vacunar a sus hijos
Mujeres del Grupo de Ayuda Mutua del módulo de salud once de Tizimín ofrecieron bailables regionales, durante el banderazo
Una pequeña recibe la vacuna contra la polio, en el inicio de la Segunda Jornada Nacional de Salud, ayer en la mañana Tizimín. Debajo, madres de familia se registran en el módulo de salud No. 11 de la colonia Santo Domingo, para que sus pequeños reciban la vacuna contra la poliomelitis, vitamina A y suero oral, durante la ceremonia del banderazo
A la derecha, Cristopher Antonio Díaz Marcelo recibe su dosis de albendazol y sobres de suero oral, de manos de la presidenta del DIF municipal, Lizzie Díaz Góngora. Debajo, una niña recibe la vacuna contra la polio en el módulo de salud número 11, en la colonia Santo Domingo


TIZIMÍN.- Con el objetivo de vacunar a 4,500 infantes menores de cinco años, ayer sábado desde muy temprano se dio el banderazo de inicio de la Segunda Semana Nacional de Salud.

La sede del evento fue el módulo de salud número 11 de la colonia Santo Domingo de la ciudad, en donde desde antes que iniciara el acto protocolario, a las 8 de la mañana, madres de familia acompañadas de sus pequeños ya se registraban en las mesas de atención, para poder recibir el beneficio de la vacuna que previene de la poliomielitis a sus hijos.

Los pequeños -que llegaron en brazos, en carriola o caminando- eran atendidos por personal del Centro de Salud, quienes con gran paciencia suministraban la vacuna contra la polio.

Causo gracia una pequeña que no quiso soltar una pequeña piñata que llevaba en las manos cuando le tocó su turno de recibir la vacuna.

Además de la vacuna contra la polio, los padres de familia recibieron una dosis de albendazol, vitamina A y sobres de suero oral.

Al iniciar el acto del banderazo de inicio de la Segunda Semana Nacional de Salud, habló Manuel Rodríguez Conrado, quien apenas el lunes pasado fue nombrado nuevo director del Centro de Salud de Tizimín.

El doctor dijo a los asistentes que en el inicio de la jornada se esperaba aplicar 4,500 dosis de la vacuna contra la polio a igual número de pequeños de la cabecera.

Para tal propósito ya estaban instalados desde muy temprano un total de 23 puestos de vacunación en toda la ciudad, según dijo.

-Es importante una buena difusión vecinal de esta jornada para lograr el objetivo. Aunque el programa de vacunación durará toda una semana, sería idóneo que el objetivo fuera cubierto este sábado -recalcó Rodríguez Conrado-, pues al pasar los días varios papás se olvidan que hay la campaña y no queremos que ningún niño de cinco años o menos se quede sin recibir la vacuna contra la polio.

-Desde hace varios años, no se reportan casos de poliomielitis en la cabecera, eso no quiere decir que se baje la guardia con esta enfermedad; de suma importancia que todos los niños menores de cinco años reciban la dosis.

Después del banderazo de inicio de la Semana Nacional de Salud, que estuvo a cargo de autoridades municipales y de salud, el Grupo de Ayuda Mutua (GAM) del módulo 11, integrado por mujeres de la tercera edad, alegraron el evento con una serie de bailables regionales.

La afluencia de menores en el módulo número 11 fue buena. Se calculó que el finalizar la jornada sabatina se aplicarían poco más de 300 vacunas en ese puesto de vacunación.- Ermilo Alcalá Dávila




Volver arriba