Con veneración a Fátima

Invitan a kermés en X-Bohom, en apoyo a la capilla

Custodios y Gladys Cauich Pech, organizadora del festejo, con las imágenes de la Virgen de Fátima

X-BOHOM, Tizimín.- En la conmemoración de las apariciones de la Virgen de Fátima a unos niños pastores, feligreses participaron ayer en la tradicional procesión y fiesta de la comunidad.

Al menos unos 50 feligreses asistieron a la eucaristía que oficio el presbítero Luis Góngora Góngora en la capilla a las 11 de la mañana.

Las dos imágenes de la Virgen de Fátima fueron colocadas en el altar mayor de la pequeña iglesia y con aplausos y cantos los peregrinos las recibieron.

En su mensaje el sacerdote dijo que a través de la patrona de la comunidad Dios llama para que los pobladores asistan a estar atentos al mensaje como lo hizo la Virgen.

“Ella cumplió el mensaje que le encargó el Señor y se lo transmitió a unos niños, quienes fueron los indicados para decírselo al obispo”, dijo el padre Luis Góngora.

Al terminar la misa, los custodios tomaron las imágenes para realizar la procesión en su honor.

Adultos, jóvenes y niños caminaron con ramilletes y arreglos florales que ellos mismos hicieron.

Silveria Dzul Xuluc, de 74 años, dice que desde hace cinco años cumple fielmente con participar en la procesión y haciendo como ofrenda especial un ramillete.

Según recuerda, hace 20 años que se comenzó a venerar a la Virgen de Fátima en la comunidad, cuando les donaron la primera imagen. Hace un año les regalaron otra imagen, más grande.

A partir de que la comisaría tiene patrona, cada año se hace la fiesta en su honor con bailes y comida, aunque esta vez el Ayuntamiento no dio permiso para el baile.

La mujer dice que cada evento que se hace es para mejoras en la capilla, “que es la casa de la Virgen”.

Gladys Cauich Pech, organizadora, indica que los festejos continuarán sábado y domingo, a partir del mediodía, con una kermés.

Todo lo que se recaude servirá para comprar las ventanas y la puerta que le hace falta a la capilla.

“Invitamos a la gente de Tizimín que venga y asista para que colabore con nuestra iglesia”, expresó.

Del 13 de mayo al 13 de octubre de 1917, la Virgen se apareció en Fátima (Portugal) a tres niños: Lucía, Francisco y Jacinta. Estas apariciones fueron precedidas por tres apariciones de un ángel en la primavera de 1916. La Virgen les recomendó, en cada ocasión, el rezo del Rosario y la reparación de ofensas a su corazón inmaculado.- WENDY UCÁN CHAN




Volver arriba