Casa de citas en tendejón

Ofrecen sexo con estudiantes, a 500 pesos, en Tizimín

7_08022014p1puteritophoto01

TIZIMÍN.- La prostitución en la ciudad es un secreto a voces, todos hablan de la existencia de casas de citas y de sexoservidoras, pero nadie hace algo al respecto.

Son varios los puntos donde se ejerce esta actividad, pero hoy día un nuevo sitio está en boca estudiantes, taxistas y camioneros.

Se trata de una casa de citas que funciona en el tendejón “Manito”, en la colonia Komichén, en la calle 16, por el rumbo del conocido taller mecánico “Daniel”.

Por la fachada, el sitio aparenta ser una tienda de abarrotes, pero en la entrada sólo hay unas sillas y en el interior, un televisor y un refrigerador, entre otros artículos. En la parte de atrás se ven varios cuartos. El terreno está completamente cerrado por una barda alta.

El problema, según los vecinos, sobrevino hace algunas semanas cuando el encargado del lugar, al que conocen como “Martín”, ofreció el servicio sexual a maridos e hijos del rumbo, a 500 pesos la sesión.

Una mujer reveló que al lugar llegan estudiantes con uniformes, se bajan de taxis o de vehículos particulares y después de casi dos horas se retiran. La quejosa, quien se identificó con nosotros, manifestó que recientemente se le informó a la Policía Municipal, pero los agentes que llegaron con una patrulla le indicaron que nada pueden hacer porque el negocio tiene permiso y paga en Hacienda.

Ayer un joven anónimo acudió al lugar, entró y pidió informes. Al salir, relató que en el sitio estaba un profesor de la Secundaria Técnica No. 4 que platicaba con el encargado del lugar.

Cuando el joven preguntó por el servicio, le indicaron que la renta de los cuartos es de $190, por hora y media.

“¿Y las chicas?”, preguntó.

Le respondieron que son “sobre pedido” para evitar más quejas de algunos clientes que dicen que no les cumplen como esperaban y sólo pagan la mitad.

Un catálogo

El encargando del lugar ofreció al potencial cliente ver el catálogo de las jóvenes sexoservidoras a través de su teléfono celular. Eran nueve fotografías de adolescentes sin ropa, de 16 a 18 años.

El encargado se presentó como Martín, quien después de proporcionar su número telefónico invitó al cliente a que regresara dentro de 45 minutos para que viera a las chicas “sin compromiso”.

Según le indicó, son 500 pesos por la chica, pues de allá tiene que sacar para pagar la renta del cuarto.

Ante esto se acudió con el director de la Policía, Federico Cuesy Adrián, quien, tras escuchar la descripción, dijo que no estaba enterado.

Se le preguntó qué se puede al respecto y sugirió a los vecinos que levanten una denuncia con la Policía para que acudan a investigar.

Se le indicó que es un hecho que en el sitio existe la prostitución, pues ya un joven anónimo acudió y le ofrecieron el catálogo de chicas. El comandante afirmó que desde ese momento investigaría.- WENDY UCÁN CHAN



Volver arriba