Caos por fuga de agua

Tubería con más 50 años de uso se rompe en Tizimín

7_190314p2fugaphoto01

TIZIMÍN.- Ayer, durante casi seis horas, fontaneros trabajaban en reparar una enorme fuga de agua en el centro, dejando sin servicio a gran parte de la ciudad.

La fuga se registró sobre la calle 54-A entre 55 y 57. Desde las 6 de la mañana, uno de los vecinos reportó el problema al Sistema de Agua Potable y después de media hora se iniciaron los trabajos.

Durante la mañana, esta calle se volvió un caos vial por el ingreso a clases de niños. La calle se había convertido en un lodazal por el charco que se formó.

Desde la madrugada se rompió la tubería, pero no fue sino hasta que amaneció cuando se percataron.

Tiburcio Aragón Méndez, supervisor del Sistema de Agua Potable, indica que el servicio tuvo que suspenderse. “No se puede estar bombeando mientras se trabaja, se desperdiciaría agua”.

“Inesperado”

Según dijo, la mayor parte de la comunidad padeció la escasez de agua; no hubo manera de avisar, pues estos problemas surgen de manera inesperada. Indicó que la tubería que se rompió ya estaba vieja. “Hace más de 50 años que se colocó”.

El problema fue resuelto poco después de las 12 del día, cuando se restableció nuevamente la conexión del agua.

Por otra parte, Aragón Méndez hizo un llamado a la comunidad para que en esta temporada de sequía utilicen el agua de manera moderada, pues es cuando hay mayor demanda y la gente suele regar de manera constante.

Aragón Méndez señala que en estas fechas ya se comenzó a bombear las 24 horas para evitar así molestias de los usuarios. “No por eso se debe desperdiciar”, aclaró.

Se prestará servicio a las tres plantas de Tizimín e incluso se estará bombeando más de lo habitual en el cárcamo del fraccionamiento de los Aguacates.

En referencia a este fraccionamiento, manifestó que siempre sufren de escasez de agua porque el diseño de la red “quedó corto”, ya que en esa zona cada vez crece más el número de familias.- WENDY ARACELLY UCÁN CHAN



Volver arriba