Camino en mal estado

Aún padecen por las inundaciones de hace 6 meses

7_110314p33rosasphoto01

TIZIMÍN.- A seis meses de las severas inundaciones en Santa Rosa y Anexas, sus habitantes siguen padeciendo las consecuencias.

Los pobladores hacen un llamado a la alcaldesa María del Rosario Díaz Góngora para que se encuentra la mejor manera de resolver los problemas que impiden el libre acceso al poblado.

En la última intervención de autoridades se aplicó un programa de contingencia en el que pipas se encargaron de sacar el agua contaminada. Sin embargo, el tránsito de los vehículos pesados dañó el pavimento de la única vía de acceso del poblado.

Los habitantes de esta comunidad piden de manera urgente la reparación de esa importante vía.

Añaden que están preocupados porque no tienen información oficial y se enteraron de que hasta mayo se podrían hacer reparaciones al camino. Consideran que no tiene caso esperar ya que será temporada de lluvias y lo único que se ocasionaría es que se deslave de nuevo el camino y que permanezca en las mismas condiciones.

Hace aproximadamente un mes los pobladores se organizaron para intentar remediar el problema, para lo cual solicitaron maquinaria prestada para sacar el sascab (material blanco) de las minas que hay en esta comunidad y rellenaron el camino.

Sin embargo, ni así quieren entrar al poblado los concesionarios del transporte público y a los habitantes les preocupa que la situación empeore cuando se termine de deslavar el material blanco, a pesar de que es poco el tránsito vehicular, y con las lluvias se vuelva intransitable el camino.

Pobladores elaboraron un escrito a nombre del comisario ejidal, Ariel Salvador Dzul Cano, y solicitaron a los regidores del PAN que hagan llegar sus inquietudes a la alcaldesa. El documento fue recibido ayer y sellado por el Ayuntamiento.- JACQUELINE MEJÍA CASTOR



Volver arriba