Bullying, un mal del siglo

Llamado del DIF de Tizimín a los papás y profesores

1 / 2


Niños durante un receso. A la izquierdo, alumnos de otra escuela esperan a sus papás a la salida. El DIF de Tizimín exhorta a los padres y profesores a informarse sobre la violencia escolar y pedir asesoría del tema


TIZIMÍN.- El DIF hace un llamado a padres de familia y profesores a estar alertas sobre posibles casos de violencia en las escuelas.

El martes 6 publicamos la denuncia de un caso de bullying en la escuela Sebastián Molas del turno matutino.

María Mercedes Ku Chan, madre de familia, dijo que su hijo de 10 años estaba sufriendo abuso físico y psicológico de sus compañeros.

La directora de la primaria, Ivonne Alamilla Moreno, y la profesora de grupo Rosana Díaz Pereira aseguraron que no hubo bullying, sino que “fue un juego donde a uno se le pasó la mano”.

Nadie lo denuncia

El psicólogo Ramón Amílcar González Castillo, del DIF municipal, dice que en efecto hay casos de violencia en escuelas, pero casi nadie lo denuncia y por lo tanto no hay estadísticas registradas.

-En las escuelas siempre hay brabucones y hay que hacerles frente. Se trata de un problema social, uno de los males de este siglo.

González Castillo señala síntomas del bullying que los padres de familia deben tener en cuenta:

-Si una persona es agredida, comúnmente se observa con autoestima baja, se ve decaída; los niños se encierran en sus cuartos o en el baño, no hablan de las cosas de la escuela, dejan de cumplir con sus responsabilidades escolares y familiares.

-Prefieren quedarse en casa que asistir a eventos sociales, dejan amistades. Lloran por cualquier motivo, ya no pueden sostener la mirada en una plática común. Están tristes y cabizbajos.

-Por otro lado, los agresores se hacen las víctimas en cualquier situación. Cuando son acusados, comúnmente lloran y hasta suplican para que les crean; una persona agresiva lo demuestra en su tono de voz, rostro, expresiones o gestos. Muchas veces como padres o educadores pasamos eso por alto -añade.

Miedo a denunciar

-En muchas ocasiones es complicado que los niños acusen a sus compañeros por miedo a las amenazas.

-Al observar algún cambio, por insignificante que sea, es importante que los padres y el maestro infundan confianza al niño. Una vez que el niño se abra, hay que tomar en cuenta que él se siente inferior e incapaz de solucionar el problema. Jamás se debe encarar al agredido con el agresor, ya que esto agravaría el problema.

-Hoy día hay campañas contra el bullying. Se puede pedir asesoría en el Centro para la Atención de las Adicciones (Capa) “Nueva Vida”. -La SEP tiene un plan de prevención del delito con patrulleros escolares y maestros comisionados que hacen conciencia entre los alumnos para prevenir la agresión verbal y física -añade.- Jacqueline Mejía Castor

De un vistazo

El deporte

El psicólogo sugiere que los agresores y agredidos realicen actividades deportivas.

Apoyo

Se necesitan grupos de apoyo para ambos. A los agresores se les debe dar una responsabilidad social o llevarlos a realizar trabajos comunitarios, añade.




Volver arriba