Arreglan parque infantil de Tizimín

Arreglan parque infantil de Tizimín

Los vecinos dicen que ahora falta más seguridad

Un niño en lo   juegos recién reparados en el parque infantil de Tizimín

TIZIMÍN.- En respuesta a la solicitud y denuncia de familias por un parque infantil con juegos deteriorados, trabajadores del Ayuntamiento acudieron en días pasados a arreglar el deterioro.

Los obreros fueron a reparar los desperfectos en el parque e incluso atendieron una fuga de agua que llevaba varias semanas sin ser reparada, pese a que ya se había reportado a la Comuna.

El pasado lunes 24 de febrero, se publicó una nota en la cual vecinos se quejaban de los juegos deteriorados y el peligro que representaban para sus hijos y los otros niños que acuden al lugar, que es uno de los parques más visitados.

Suremy Castro Aguayo, directora de Servicios Públicos, dijo que como todos los parques también a ese se le daría mantenimiento y se repararía lo que hiciera falta.

El comerciante José Cruz Pacheco dice, una semana después, que la fuga fue lo primero que se arregló cuando se publicó la nota en el Diario.

“Vinieron trabajadores y repararon la fuga que teníamos hace días, incluso la habíamos reportado; luego comenzaron a componer los juegos infantiles que estaban dañados”, señala.

Van a jugar

Cruz Pacheco dice que a los dos días de que el parque fue arreglado, niños de la manzana y de otros lados vinieron a jugar por la tarde.

Por su parte, América Baas Aguirre, vecina de la calle 48, donde está el parque infantil, dice que está contenta con la reparación de los columpios, pues cuando venía con sus hijos le daba miedo dejarlos subir a los juegos, sobre todo a una resbaladilla rota y a otros que estaban oxidados.

“Vemos que al poco tiempo se reparó, qué bueno; ojalá le pusieran más arena o le aumentaran juegos infantiles”, dice América Baas.

“Solo faltó cambiar tres luminarias que están fundidas y que manden más vigilancia atrás del parque; hay una parte que queda en penumbras y hemos visto que ahí van parejitas de la escuela Jacinto Canek a enamorar”, señala.- WENDY UCÁN CHAN




Volver arriba