“Aquí seguimos en el olvido”

En Santa Rosa y Anexas piden que reparen las calles

Entrada a la comisaría Santa Rosa y Anexas, en donde el lodazal causa que las calles sean intransitables

TIZIMIN.- Pobladores de la comunidad de Santa Rosa y Anexas ven recrudecerse el problema de sus calles, ya que al iniciar la temporada de lluvias las vías de nuevo se encuentran enlodadas y algunas inaccesibles.

En vista a la redacción del Diario, Apolinar Blanco Guillén, poblador de Santa Rosa y anexas, pidió hacer pública su demanda de mejores calles para los pobladores.

Comenta que al comenzar la temporada de lluvias de nuevo se inundaron y enlodaron las calles, situación que padecen desde el pasado mes de septiembre. Hasta hace unos tres meses el panorama parecía mejorar, ya que como no había lluvias y las calles estaban transitables.

“Desde que se iniciaron las lluvias este mes (mayo), las calles enseguida se encharcaron, tardan mucho en secarse y hacen un lodazal terrible”, dijo Blanco Guillén.

“Me acuerdo perfectamente que en el mes de enero, cuando amablemente le hicimos la solicitud a la alcaldesa María del Rosario Díaz Góngora, nos prometió que apenas concluyera la Feria de Reyes iba a mandar reparar las calles que se afectaron desde la inundación que padecimos en septiembre del año pasado”, añadió.

“Hace unos días el comisario nos informó, que no habrá ni hay recursos para reparar nuestra calles, porque, al parecer, la comunidad no se lo merece porque es muy revoltosa”, señala el vecino.

“Tal cual como se veían las calles cuando la comisaría se inundó, así siguen, los niños van con los pies y zapatos enlodados a la escuela.

“Supimos que unos días el gobernador y la alcaldesa estuvieron por acá cerca, para supervisar avances de productores de maíz, y eso nos enoja a los pobladores, pues se destinaron millones de pesos para quienes de por si ya tienen, para la gente adinerada sí hay dinero y nosotros seguimos en el olvido”.

El poblador, quien se hizo acompañar del regidor de oposición Luis Vázquez Várguez, dijo que ya preparaban un oficio para entregar en las propias manos del gobernador del Estado, quien estuvo en gira de trabajo por la ciudad.- Ermilo Alcalá Dávila




Volver arriba