Ampliarán una carretera

Toman medidas y limpian en la vieja vía a Chenkekén

El camino a Chenkekén es utilizado, en su mayoría,  por ejidatarios y ganaderos que van a los ranchos que se encuentran cerca de Tizimín

TIZIMÍN.- El lunes se iniciaron los trabajos para la esperada reconstrucción de la carretera a Chenkekén.

El domingo 6, el gobernador Rolando Zapata Bello dio el banderazo de inicio para la ampliación y modernización de este camino.

La nueva vía tendrá 7.20 metros de ancho y 22.3 kilómetros de longitud.

Como se recordará, la reparación del camino fue muy solicitado por ejidatarios y ganaderos. Los accidentes de motociclistas han sido frecuentes, al igual que el daño de neumáticos.

Colecta

Hace un año, un grupo de ganaderos comenzó a cobrar a todo conductor que utilizara el camino que lleva a esa comunidad con el fin de recaudar fondos para el bacheo, pues autoridades municipales y estatales no hicieron la repavimentación.

Hoy día, personal del Instituto de Infraestructura Carretera de Yucatán (Incay) se encarga de los trabajos de medición para luego comenzar con el levantamiento de la vieja carpeta asfáltica.

José Cabrera Mis, empleado de la dependencia, señaló que hay dos cuadrillas de 20 trabajadores quienes desde el lunes comenzaron con la medición del ancho que tendrá la carretera.

También se realiza la limpieza de los costados y se han tomado acuerdos con ganaderos, pues ellos donarían y venderían una parte de su terreno para la ampliación del camino.

Según el trabajador, a partir del lunes llega la maquinaria para comenzar a levantar el viejo pavimento.

También informó que aún no tienen fecha aproximada de cuándo concluiría la obra, ya que ni siquiera ha llegado personal del INAH para verificar si no hay vestigios o cerros que se pueden dañar durante los trabajos.

-Es probable que se lleve casi un año para terminar la nueva vía -dice.

El ejidatario Rubén Alonso Herrera Uch indica que por fin atendieron una solicitud que se planteó hace 10 años. -Siempre que se pide bacheo, sólo hacen la mitad. Muchos se accidentan. La mayoría de las veces los que tienen ranchos en la orilla de la carretera son los que colaboran para comprar material -indica Herrera Uch.

El ejidatario también comenta que desde hace casi un mes se traslada a su rancho, que está a 14 kilómetros de Tizimín, en bicicleta. El rin de su moto se quebró a raíz que cayó en un bache.

-Ojalá terminen pronto la carretera; sería menor el tiempo que hacemos en trasladarnos -dice Herrera Uch.- WENDY UCÁN CHAN




Volver arriba