Agricultura orgánica en Tizimín

Fertilizantes e insecticida libres de químicos

7_270314p13organico01photo01

TIZIMÍN.- Con objeto de sustituir insecticidas y fertilizantes químicos que dañan el medio ambiente, el Instituto Tecnológico de Tizimín realiza investigaciones para implementar la agricultura orgánica en la región.

Desde hace más de dos años el profesor Juan Martín Cruz Campos inició la elaboración de fertilizantes orgánicos hechos a base de humus de composta. También producen el ácido húmico, que proviene de la misma lombriz.

“Esto ha sido bien aplicado en el Oriente; hay personas que se dedican a comercializarlo”, señaló el profesor.

Hoy día, el Tecnológico se encarga de elaborar insecticidas orgánicos con extractos vegetales, recurriendo a lo que los antepasados usaban antes de los químicos.

Carlos Durán Pérez, director del Tec, indicó que el compromiso de la institución es hacer una investigación que genere insecticidas que ayuden a la agricultura.

El profesor Juan Cruz Campos, quien se encarga de la Unidad de Procesos Agroecológicos, dijo que lamentablemente ha visto el uso indiscriminado de insecticidas químicos para el control de plagas en el Oriente ocasionando problemas de contaminación en el manto freático, aire y suelo, así como erosión en la flora, fauna y un incremento en la resistencia de los insectos plagas.

Para evitar esto, en la escuela están trabajando en la aplicación de insecticidas orgánicos, incluso han creado un banco de insecticidas botánicos con los que se han visto resultados positivos.

El alumno Juan Cruz Nahuat Can, de posgrado, está elaborando su tesis sobre este problema y se enfoca en buscar la forma de sustituir los insecticidas químicos.

Dentro de su investigación se encuentran extractos como el orégano, que se emplea como planta trampa contra hormigas; el epazote, que contiene un alcaloide llamado ascarinol que tiene efecto mortal en parásitos e insectos como la mosquita blanca, y el ajo, que sirve como repelente, bactericida, fungicida e insecticida.

La cebollina, la sábila, el neem, la ortiga, el zacate, el limón, la ruda, la jamaica, el tabaco y la hierbabuena también son utilizados en la creación de insecticidas y fertilizantes orgánicos por sus propiedades para repeler a los insectos.- WENDY ARACELLY UCÁN CHAN [email protected]




Volver arriba