Afirma que la Fiscalía lo incriminó en robo

Supuesto abigeo dice que quiere limpiar su nombre

TIZIMÍN.- “Soy un hombre transformado y por unos carneros no voy a perder todo lo que tengo”, dice Marco Antonio Ucán Samos, detenido porque presuntamente transportaba carneros robados.

El lunes publicamos que las policías Estatal y Municipal detuvieron a Ucán Samos y dos personas más transportando a seis carneros en la cajuela de un taxi de la Cooperativa “Grupo Fénix”. Los animales habían sido hurtados del rancho “Niño de Atocha” ubicado en la carretera Sucilá-Tizimín.

Ayer, en visita a las oficinas del Diario, Ucán Samos dijo que se siente indignado por el atropello a sus derechos. “Quiero limpiar mi nombre, no es justo que la ley se ensañe tanto con alguien que ni siquiera se robó un carnero” expresa.

El quejoso relata que la Fiscalía lo liberó el domingo porque no le comprobó nada.

Explica que el sábado ofrecía un servicio en su taxi cuando fue detenido y llevado a la base de la Policía Estatal, donde fue golpeado para que confesara dónde tenía los carneros. “Yo les dije que no me robé nada, pero no me creyeron; a las 11 de la noche, cuando me iban a consignar, metieron seis carneros en la cajuela del taxi para que en la Fiscalía dijeran que yo me los robé, cuando no fue así”.

“Voy a ser sincero: hace 6 años estuve en prisión en Chetumal por qué me encontraron seis kilos de cocaína en Cozumel… yo vendía en Quintana Roo”. “Estuve encerrado siete años y ahora soy un hombre de bien, soy ministro de una iglesia cristina, trabajo en la Comuna con el profesor Mateo (Mateo Díaz Chablé) y organizó torneos de béisbol en comisarias”.

“La maestra Chary me regañó, me dijo que yo limpie mi nombre”.”Seguro en venganza van a ponerme una trampa para que me acusen otra vez pero yo estoy limpio”, dice.- WENDY aracelly UCáN CHAN




Volver arriba