Admite anomalías la CFE

Retrasos, aceras rotas y escombro regado en Tizimín

1 / 2




TIZIMÍN.- Una obra asignada por la CFE a una empresa privada deja insatisfechos a los ciudadanos.

La obra, denominada “Mejora a sectores”, se elabora con la finalidad de mejorar el servicio de energía en cada sector de la ciudad.

Sin embargo, los retrasos y cierres de calles atribuidos a la empresa GPI mantienen a la población insatisfecha.

La obra supuestamente responde a las quejas efectuadas por los mismos habitantes con problemas en los diferentes sectores de la ciudad por el bajo voltaje.

Con estos trabajos se busca corregir los cambios de voltaje, mediante la instalación de nuevos transformadores y cambiando conductores.

Para aprovechar el trabajo en los sectores, se cambian los postes que se encuentran en mal estado, según informa el superintendente de la CFE zona Tizimín, Octavio Castillo Cruz.

El representante de la paraestatal explica los términos de la obra: esta obra se sometió a licitación pública, es decir, se generó bajo concurso y ganó la adjudicación la empresa GPI, que tiene la encomienda de realizar los trabajos de cambio de conductores eléctricos en los tiempos estipulados para los que fueron contratados.

-También se les encomendó reemplazar los postes de luz en mal estado y dejar las instalaciones en las condiciones en que se encontraban. Una vez que se cambia un poste se tiene que reparar la banqueta y resanar el desperfecto. También deberían retirar el material de desecho como escombro y grava utilizada para resanar -dice.

Como se recordará, desde que comenzaron las obras no paran las quejas de los ciudadanos que se ven afectados por las labores de esta empresa que al parecer no respetan los tiempos anunciados para el corte del servicio.

En varias ocasiones a los habitantes de los sectores se les avisa que el trabajo se realizará de 8 a.m. a 3 p.m. y, como la empresa no termina a tiempo, se les deja sin luz hasta el día siguiente.

También perjudica el escombro que permanece regado por las avenidas donde se cambian los postes de luz que se encontraban en mal estado. Además, dejan banquetas rotas que afectan el tránsito de la gente.

Estas anomalías se deben a la falta de seguimiento, tanto de los supervisores de obra de la empresa GPI como de la CFE, dice Octavio Castillo.

-Es un trabajo en conjunto y los inspectores deben supervisar la conclusión de trabajos, conforme se realicen los cambios se debe supervisar la reparación inmediata para no afectar a los ciudadanos -añade.

-Estoy enterado de los desperfectos que genera esta empresa y le puedo asegurar a la comunidad que se hacen los llamados de atención pertinentes. Si esto no se corrige en estos días se tendrá que levantar una sanción -dice el superintendente.

Otra quejas que salió a relucir es que están desapareciendo lámparas de alumbrado público. Hasta ahora ya se registraron 40 lámparas “perdidas” y, según los vecinos, empleados de la CFE que realizan el cambio de cableado se llevan las lámparas.

Lo hacen sin saber que los trabajos corren por cuenta de GPI, explica el ingeniero Rivaldo Escobedo Vázquez.

-En el contrato no se indica cambiar el alumbrado. Todas estas anomalías están asentadas en bitácora y se tienen que devolver las luminarias -añade.- Jacqueline Mejía Castor

De un vistazo

Según el contrato de obra, se deben resanar las banquetas dañadas.

Escombro. La empresa también debe retirar el escombro de las aceras.

Medidas. El superintendente Octavio Castillo Cruz dice que ya se toman medidas.

Sin paga. “Si esta semana no se recoge el escombro ni se resanan las banquetas ni aparecen las luminarias extraídas, no se pagará”, dice.




Volver arriba