Abren otro negocio de adivinación en Tizimín

Mezclan a santos católicos y Buda con las barajas

Una mujer con sombrero entra  a la casa donde supuestamente se lee el tarot por $200; el lugar se encuentra en la 48 entre 45  y 47 de Tizimín

TIZIMÍN.- A pesar de las advertencias sobre charlatanes que se hacen pasar por adivinos, se abrió otro negocio que seduce con la supuesta lectura del tarot.

“¿Tienes problemas, te sientes mal o te han salado, visítanos en Tizimín… una visita o una llamada puede cambiar el rumbo de tu vida de una forma favorable”, esto es parte del comercial que se anuncia en una estación de radio local.

Desde las 5 de la mañana comienzan a transmitir los spots de casos de gente que supuestamente llama a la estación pidiendo ayuda.

Ayer se escuchó a una mujer que preguntaba si su pareja lo engañaba. El supuesto vidente le dijo que no sólo la engañan, sino que además el infiel ya embarazó a una jovencita, la cual tiene entre 4 y 5 meses de gestación.

El vidente hace una pausa y dice: “A veces hay que decir la verdad a la gente, por dura que parezcan, porque para eso nos llaman”.

Durante todo el día estuvieron transmitiendo y cada determinado tiempo repetían el mismo caso de la mujer.

Se acudió a la dirección que anuncian para constatar. La casa esotérica se ubica a media cuadra del mercado municipal. En la puerta de entrada hay un letrero que dice: “Abierto. Calle 48 No. 358″.

Se ingresa al sitio y en la sala se ven cuadros con imágenes de la Virgen de Guadalupe, el arcángel Miguel, San Judas Tadeo y Buda.

Un joven sale de un cuarto cerrado y explica:

“Yo cobro mi trabajo, que son 200 pesos; con la lectura de las cartas veo si usted tiene o no problemas, porque en esta vida uno nunca sabe si le tienen salado en el amor, o en lo económico, o alguien lo quiere matar”.

El joven -de estatura mediana- se presenta como Santiago y dice que fue enviado de Mexicali, Baja California. En cuanto a las imágenes religiosas, afirma que las utilizan porque “trabajamos con padre Dios”.

“Incluso, si ya escuchó la estación de radio, hacemos oraciones a la Virgen de Guadalupe; no hay nada de otro mundo, no es brujería ni hechicería; al contrario, ayudamos a las personas”, dice.

Ayer publicamos la posición de la Iglesia Católica, en voz del párroco Luis Góngora Góngora, quien pidió a los fieles no caer en el lavado de cerebro que hacen supuestos videntes o adivinos.

El sacerdote dijo que esta gente charlatana usa el agua bendita y las imágenes religiosas para hacer creer que son católicos y que tienen fe en Dios, cuando lo único que hacen es jugar y negociar con la ignorancia de las personas débiles, quienes acuden a ellos por su desesperación a remediar problemas.- WENDY UCÁN CHAN




Volver arriba