Vándalos atacan con piedras

El vandalismo en Ticul afecta ya el aspecto económico

Gaspar González Castro observa los daños que los vándalos ocasionaron a su vehículo durante la noche del lunes y la madrugada de ayer

TICUL.- Los actos de vandalismo continuaron anteayer con el reporte de unos seis vehículos estacionados en la vía pública que fueron blanco de los jovenzuelos. Les arrojaron piedras y rompieron los panorámicos.

Los afectados lamentan que esta práctica continúe sin que intervengan las autoridades de Seguridad Pública y se dañe a la sociedad en el aspecto económico.

Los informantes indican que las autoridades deben incrementar la vigilancia policíaca por la noches y en el transcurso de la madrugada.

Gaspar González Castro, uno de los afectados, indica que los vándalos dañaron su vehículo Volkswagen Polo placas MJE-7267 que dejó estacionado en la entrada de su casa de la calle 25 entre 28 y 30 del Centro.

El vecino lamenta este tipo de actos vandálicos provocados por jovenzuelos que andan por los noches.

-Anoche (lunes) dejé mi carro como todos los días en la entrada de mi casa y por la mañana un familiar me despertó para decirme que el medallón estaba destrozado.

-Al salir me percaté de que el cristal tenía un enorme agujero. Estos maleantes no miden las consecuencias -denuncia González Castro.

-Un cambio del medallón no baja de $3,000 y por eso esperamos que las autoridades tomen cartas para frenar este mal social que daña la economía de las familias.

-Ojalá que cuando caigan los responsables de estos destrozos reciban un castigo ejemplar y que las autoridades competentes no los dejen salir a las pocas horas.

La Policía Municipal informa que fueron varios ataques los reportados esa noche.

El domingo, durante la feria tradicional de la comisaría de Yotholín, varias camionetas y autos compactos fueron blanco de vándalos.

Otro problema que afecta en la ciudad, es la pinta de muros de viviendas, comercios y edificios públicos.

Los comerciantes han manifestado su inconformidad contra este problema social que afecta los bolsillos de las personas al pagar por volver a pintar sus muros.

Un caso reciente de este mal social fueron las pintas en las instalaciones de la cancha de usos múltiples del barrio de Santiago.

La cancha fue rehabilitada por las autoridades hace apenas unas semanas.

Vecinos del sector refieren que es una pena que este centro recreativo haya sido nuevamente blanco de los pandilleros que pintan nombres de sus bandas.

-Es triste ver que más tardaron las autoridades en pintar las paredes de la cancha en que nuevamente las hayan llenado de dibujos y nombres de las pandillas.

-Es un claro ejemplo de que no hay vigilancia. Los padres de familia no están al pendiente de lo que hacen sus hijos cuando salen por las noches y regresan de madrugada -denuncian.

-Estos problemas primero deben ser atacados en las casas con el apoyo de los padres de familia, pero también las autoridades deben tomar medidas y sancionar este tipo de prácticas -añade una madre de familia.- Sergio Chi Chi




Volver arriba