Un bocado mortal

Fallece en Ticul al desayunar pipián en su hamaca

Epifanio Canché Canché, muerto en el patio de su casa en Ticul

TICUL.- El bebedor consuetudinario Epifanio Bernardino Canché Canché, de 45 años de edad, falleció al momento de atragantarse con su comida cuando desayunaba.

Canché Canché murió ayer como a las 10 de la mañana en su casa, en la calle 27 entre 38 y 40 del barrio de San Enrique de esta ciudad.

De acuerdo con el reporte policiaco y el testimonio de los familiares, Canché Canché desayunaba sentado en una hamaca.

De repente se atragantó con un trozo de comida y salió afuera para tomar agua de una tubería que está en el patio, pero no logró llegar porque cayó al piso.

Minutos más tarde, sus familiares lo encontraron tirado y llamaron rápidamente a la Policía Municipal y ésta avisó a los paramédicos de la Cruz Roja.

Al llegar los socorristas ya nada podían hacer, pues Canché Canché había fallecido.

-Estaba desayunando pipián, pero al parecer se le trabó un pedazo de tortilla, fue lo que lo habría matado -manifestó un familiar, a quien no se identificó.

Al lugar arribaron varias patrullas de la Policía Municipal y la Secretaría de Seguridad Pública. Los agentes acordonaron la calle.

Tres horas después, personal de Servicio Médico Forense llegó para las labores de levantamiento del cadáver.- Sergio Iván Chi Chi




Volver arriba