Sin pistas de un atentado

No se denuncia el ataque a balazos a un empresario

Fachada del taller donde balearon a empresario de Ticul

TICUL.- A una semana de un atentado contra el empresario zapatero José Luis Farah Argáez, de 58 años de edad, quien recibió dos impactos de bala cuando se encontraba en su taller, el caso quedó en el olvido para las autoridades policíacas.

Hasta la fecha el intento de asesinato no está del todo claro y aún se manejan varias hipótesis iniciales del ataque, como ajustes de cuentas por droga, intento de robo y baleado en cacería.

Sin denuncia penal

Según fuentes policíacas, no hay denuncia penal y menos detenidos ni sospechosos del hacer los disparos.

De hecho, familiares e inclusive el mismo herido han mantenido total hermetismo de lo ocurrido esa noche.

Los familiares y la contadora Rosa Escalera, quien fue la encargada de trasladar a su patrón a una clínica de Mérida, en una ambulancia de la Cruz Roja, se han negado a dar información.

Para las autoridades policíacas, tanto Municipal como de la Secretaría de Seguridad de Pública y Ministerial, vieron raro el caso debido a que la contadora del empresario ticuleño no avisó a las autoridades.

Para la Policía todo parece indicar que el caso quedará en el olvido, ya que ni la Fiscalía General del Estado (FGE) ha expedido el resultado de los servicios periciales que realizó en el taller.

El día de los hechos, vecinos dijeron que escucharon una discusión en el interior del taller. Otros mencionaron que oyeron dos disparos y vieron que dos personas corrieron del lugar.

El caso recuerda a la muerte del maestro Ramón Manrique Esquivel, ultimado a quemarropa con un arma calibre .45 milímetros, de uso exclusivo del Ejército, cuando retornaba a su casa acompañado de su sobrino Rússell Simá Vázquez. El ataque ocurrió antes de las 9 de la noche en la carretera Ticul-Muna, a unos metros del depósito de una empresa, al retornar de un juego de béisbol.

El homicidio fue ligado a ajuste de cuentas del narcotráfico. No hubo detenidos ni sospechosos.- Megamedia




Volver arriba