Se intoxican con el agua

Sospechan vecinos que al líquido le pusieron veneno

A la izquierda, Antonio Valle Castro, de 55 años de edad, es sacado de su casa en camilla poco después de que empezó a convulsionar. Debajo, José Antonio, de tres años, es cargado por una familiar

TICUL.- Un adulto y un niño de tres años sufrieron fuerte intoxicación al tomar agua purificada contaminada, que horas antes habrían comprado a una camioneta que ofrece el líquido de una empresa casera.

De acuerdo con el reporte oficial, poco después de las 5 de la tarde la Policía Municipal recibió el reporte de que dos personas, entre ellos un menor de edad, convulsionaban en un predio de la calle 14 entre 33 y 35.

Cuando una patrulla llegó al sitio, Antonio Valle Castro, de 55 años de edad, y el niño José Antonio Pacheco Chan, de 3 años, tenían fuertes mareos y vómitos, e incluso convulsionaban luego de haber ingerido el agua.

De acuerdo con vecinos, la familia compra desde hace buen tiempo agua que se purifica de manera casera, pues se ofrece a un menor costo.

La desesperación y el temor invadió a la familia, ya que la mayoría de sus integrantes, sobre todo las mujeres, son mudos y temían no poder comunicarse para solicitar auxilio.

La Policía Municipal prefirieron llamar a la Cruz Roja. Al llegar los socorristas Antonio Valle estaba seminconsciente y tenía fuertes mareos. El niño no paraba de llorar y tuvieron que aplicarle oxígeno.

Ambos fueron trasladados al Centro de Salud, pero más tarde el regidor de Policía, Paúl Campos Heredia, informó que fueron enviados al hospital O’Horán de Mérida debido a que los dos sacaban espuma por la boca.

Un integrante de Protección Civil que llegó a la casa probó el agua del mismo garrafón e inmediatamente la escupió, pues, según dijo, tenía un sabor amargo. El garrafón fue decomisado para analizar el agua.

Vecinos no descartan que al agua haya sido envenenada, pues Antonio tiene dos familias y al parecer tenía problemas con una de ellas.- Sergio Iván Chi Chi




Volver arriba