Parque parece basurero

Vecinos piden que se sancione una práctica en Ticul

La basura en los pasillos del parque del barrio de San Enrique, en Ticul, genera quejas de vecinos

TICUL.- Familias del barrio de San Enrique piden a las autoridades del municipio que incrementen la vigilancia y sancionen a las personas que dejan sus desperdicios en el parque infantil de ese sector, que ya se convirtió en un basurero clandestino.

Juan Antonio Cámara Bonilla, vecino del rumbo, considera que es lamentable que haya vecinos que en vez de dejar la basura en la entrada de sus casas hasta que pasen los camiones recolectores, la dejan en los pasillos del parque donde se reúnen decenas de niños y jóvenes.

-Hace poco que llegué a vivir a Ticul y me doy cuenta que hay quienes no tienen la cultura de cuidar los espacios públicos, y por eso creo que las autoridades deben tomar medidas -agrega.

El vecino indica que en los pasillos y arriates del parque, con frecuencia se pueden ver montones de basura que generan familias que viven en los alrededores.

-No se dan cuenta o no les importa la salud de los niños y personas que acuden al parque para jugar o vender sus productos -añade.

En un recorrido por el lugar se observa que en varios sectores del parque hay montones de basura en bolsas y cajas de cartón que, en tanto cruzan los camiones del servicio de recolección, son regados por los perros.

Niños señalan que hay algunos comerciantes que tiran sus restos de comida, en especial cochinita, en esas bolsas y por eso se acercan los perros callejeros.

Los quejosos consideran que las autoridades deben incrementar la vigilancia y colocar letreros de “prohibido tirar basura” en los espacios públicos de la ciudad.

-Se debe sancionar a las personas que sean sorprendidas incurriendo en esta práctica antihigiénica -puntualiza Cámara Bonilla.- Pedro Emmanuel Chuc Tut



Volver arriba