Está grave tras vomitar sangre

"Cuando empieza a tomar no para, es todos los días"

Paramédicos de Ticul atienden a Wílliam Magaña, quien anteanoche vomitó sangre en un taller de motos de la calle 22 entre 27 y 29 de esa ciudad y fue trasladado al Centro de Salud

TICUL.- El bebedor consuetudinario Wílliam Magaña Ucán, de 52 años de edad, fue hallado tirado anteanoche en la calle tras vomitar sangre cuando estaba alcoholizado, y fue trasladado, grave, al Centro de Salud.

El auxilio del bebedor ocurrió poco después de las 10, en la calle 22 entre 27 y 29, en el interior de taller de motos propiedad de Jaime Burgos, a donde el atendido suele acudir a embriagarse.

De acuerdo con la Policía Municipal, vecinos aledaños al taller se percataron de que una persona estaba en el suelo y se quejaba de fuertes dolores en el estómago.

Uno de ellos se acercó y se percató que Magaña Ucán, había vomitado gran cantidad de sangre. Enseguida aviso a la Policía Municipal.

Al llegar una patrulla, el oficial Arturo Chim verificó la llamada de auxilio, y al ver el estado de salud de Wílliam, prefirió llamar a la ambulancia de la Cruz Roja.

A los pocos minutos arribaron los paramédicos, encamillaron al afectado y lo trasladaron al Centro de Salud. Al momento de ser atendido se quejaba de fuerte dolor en el estómago e incluso continuó vomitando.

“Cuando empieza a tomar no para, eso es todos los días”, indicó el propietario del taller de motos. “Cuando toma, lo hace un mes… lo peor que no come nada, por eso está así”, manifestó.- Sergio Iván Chi Chi




Volver arriba