Continúan en un hospital

Continúan en un hospital

Investigan el caso de intoxicados con agua en Ticul

Un policía de Ticul retira el contenedor de agua contaminada

TICUL.- Tras haber ingerido agua purificada contaminada, Antonio Valle Castro, de 55 años de edad, continúa en estado delicado en un hospital de Mérida.

De acuerdo con paramédicos de la Cruz Roja, Valle Castro ingresó al Hospital General Agustín O’Horán de Mérida por posible envenenamiento y que durante el trayecto expulsó gran cantidad de espuma.

-Cuando llegó al nosocomio ingresó al área de Urgencias y de inmediato se le hizo un lavado de estómago -informaron paramédicos.

También dieron a conocer que el menor José Antonio Pacheco Chan, de tres años de edad, está fuera de peligro ya que “no bebió el líquido de forma directa”.

-Al menor le ayudó la leche que le pusieron al agua que consumió. Al parecer eso le ayudó demasiado ya que no bebió solo el agua.

-El contenedor de agua purificada permanecerá en la clínica hasta que sea analizada por los médicos.

En el caso ya intervino el personal de la Jurisdicción Sanitaria Número Tres, aunque no pudieron tomar muestras del agua ya que el contenedor fue enviado a Mérida para los estudios.

Hasta ayer las autoridades municipales seguían en la espera de los resultados de los estudios realizados al agua.

Los encargados del departamento de Protección Civil realizan las averiguaciones en cuanto al negocio donde habrían comprado el agua.

Hay quienes creen que se trató de un envenenamiento intencional.- Sergio Chi




Volver arriba