Clausuran plantas de agua en Ticul

La medida, a raíz de la intoxicación de dos personas

Personal de Copefris escupe, por amarga, el agua que probó tras comprarla en una camioneta, en Ticul

TICUL.- Autoridades de Salud confirmaron que Antonio Valle Castro habría sufrido envenenamiento tras ingerir agua purificada mezclada con un químico, que lo tiene al borde de la muerte.

José Sandoval Castro, jefe de la Jurisdicción Sanitaria No. 3, informa que el resultado de los análisis realizados al agua que bebieron Valle Castro y un menor de edad indican que contenía un “fuerte químico”.

-No fue el agua purificada lo que les causó los daños; si no, ya hubiesen más familias afectadas en la ciudad.

-Fue un problema domiciliario, ya que el agua contenía un químico venenoso -dijo sin especificar qué tipo de sustancia fue hallada.

Agrega que a raíz de la intoxicación de estas personas personal de la Secretaría de Salud de Yucatán acudió a la ciudad y clausuró temporalmente varias plantas purificadoras y veterinarias que no cumplían con la normativa de funcionamiento.

La suspensión de los servicios de esos negocios se registró ayer a temprana hora.

El personal de Salud acudió a los locales y detectó varias irregularidades.

La plantas purificadoras clausuradas son “Vanita”, de la calle 23 entre 26-A y 28, y “Glan”, de la calle 20 con 13, de la familia Rosado Pérez.

También cerraron temporalmente las veterinarias “Lugo”, de la calle 23 entre 28 y 30, y la farmacia y veterinaria “Ticul”, de la calle 21 entre 26 y 26-A.

Las notificaciones tienen los sellos del Poder Ejecutivo, del gobierno de Estado y de la Dirección de Protección Contra Riesgos Sanitarios de la Secretaría de Salud.

Ya pasó una semana desde que Valle Castro, de 55 años de edad, y el menor J.A.P.C., de tres años de edad, sufrieron una fuerte intoxicación tras beber agua purificada en su domicilio ubicado en la calle 14 entre 33 y 35.

Los familiares de Valle Castro, a su vez, indican que el paciente “se está recuperando poco a poco”.

No descartan que pudo tratarse de un envenenamiento intencional.- Sergio Chi Chi [email protected]




Volver arriba