Temor por rastros de sangre en Ekbalam

Creen que el wáay peek' fue herido en Chacsinkín

TZUCACAB.- Surgen nuevas versiones sobre la muerte del supuesto wáay peek’ encontrado en estado de descomposición en la carretera que lleva a la comisaría de Ekbalam y, según vecinos de esa comunidad, días antes del hallazgo habrían visto manchones de sangre en el lugar.

Los supuestos manchones de sangre fueron vistos en los montes rumbo a Chacsinkín y atravesaba la comisaría de Ekbalam, lo cual llamó la atención de los pobladores.

“Manchas grandes”

-Las manchas eran grandes y se podían ver en algunas albarradas. Nunca se supo si era sangre de una persona o de un animal -relata uno de los testigos.

Desde que se dio a conocer la noticia del hallazgo del cadáver de un extraño animal, vecinos de Ekbalam acudieron al lugar e indicaron que días antes vieron las supuestas manchas de sangre.

Algunos aseguran que el wáay peek’ se habría burlado de los habitantes.

Gabriel Catzín, vecino de Ekbalam, recuerda que hace dos años le pasó algo extraño. Dice que una noche se acostó a dormir con los pantalones puestos, pero que cuando despertó ya no los tenía.

“Rasguños”

-No me explicó qué fue lo que ocurrió. A la semana siguiente me volvió a pasar pero en mi pierna y en mi barriga encontré rascuños finos, como si me hubieran rayado con una aguja.

-Nunca hallé una explicación lógica de lo que ocurrió, pero creo que fui víctima de algún wáay.

-Cuando lavé la herida con alcohol no me ardió -agrega asustado.

Otra cosa que habría vivido el veterano agricultor fue que en una ocasión, cuando se dirigía a la cabecera se habría encontrado con un gato grande que se atravesaba en su camino.

-Parecía que no me quería dejar pasar, pero se fue. Estas son algunas vivencias que he tenido y hay personas que lo creen y otras que no.

-Hay quienes creen que son bromas, pero sólo alguien que lo ha vivido lo puede creer y en cuanto a las machas de sangre hay temor porque no se sabe de qué es.

De Chacsinkín

-Había mucha sangre, y nos dio la impresión de que venía de Chacsinkín, pero no por la carretera si no por el monte -agrega el agricultor.

-Son cosas que pasan y que muchas personas se niegan a creerlo porque no hay una explicación lógica.- Martín Chac Bacab [email protected]




Volver arriba