Sepultura y perdón tras homicidio

Estudiantes en silencio despiden a su compañero

1 / 2


El féretro de Harley Orlando al ser introducido en una fosa del cementerio de Becanchén. A la izquierda, la llegada del cortejo al panteón


BECANCHÉN, Tekax.- Decenas de personas entre conocidos y familiares asistieron ayer a darle el último adiós a Harley Orlando Caamal Alonzo, de 13 años de edad, que falleció anteayer de un disparo en la cara que le propinó su primo J.A.C.C.

Al sepelio asistieron decenas de alumnos de la secundaria Nachi Cocom, donde estudiaba Harley Caamal.

Los hechos

El joven de 13 años de edad fue ultimado de un balazo cerca de un ejido de Nohalal por su primo de 15 años con una escopeta calibre 12. Los hechos ocurrieron el martes a las 11 de la mañana.

El cuerpo del menor fue levantado por el Semefo cerca de las 11 de la noche y fue entregado a sus padres a las 6 de la mañana de ayer.

A las 2:30 de la tarde el cuerpo fue trasladado a la iglesia de la comisaría, donde se realizó una misa de cuerpo presente y después partieron rumbo al cementerio. Sus compañeros de clase caminaron en silencio lamentándose por lo ocurrido.

“No me dejes hijo”, “¿por qué te vas?” -decía Míriam Alonzo Balam, madre del menor durante el entierro.

Víctor Caamal Tuz, padre de Harley, permaneció sereno junto a su esposa mientras sepultaban a su hijo.

Comunicado

En un comunicado, la Fiscalía General del Estado informó que los familiares del fallecido otorgaron el perdón a J.A.C.C., de 15 años (no de 17 como publicamos ayer), quien le disparó a su primo en la cabeza cuando manipulaban una escopeta en una parcela de Nohalal.

El detenido ya fue entregado a su padre y se informó que el hecho derivó de un “juego de adolescentes” con una gorra.- Arnulfo del Carmen Peraza Rodríguez [email protected]




Volver arriba