Se quejan de invasión en vía pública

Se quejan de invasión en vía pública

Avenida de Tekax es usada como estacionamiento

La avenida La Calzada, usada como un estacionamiento en Tekax

TEKAX.- Cirilo Canul Dzul, regidor de Mercados, considera que es incorrecto que los guiadores utilicen como estacionamiento público la avenida La Calzada, que da con el costado norte del mercado municipal, y ocasionen perjuicios a las personas que acuden a diario al lugar.

El edil indica que ante esta situación sugerirá al director de Seguridad Pública y Tránsito, Edwin Díaz Sánchez, que les pida a los agentes que vigilan el primer cuadro de la ciudad para que no permitan que los vehículos se sigan estacionando en esa vía.

Canul Dzul considera que esta situación da mala imagen al primer cuadro.

Las declaraciones del regidor vienen tras las constantes quejas de vecinos por la invasión de espacios públicos y calles principales que son utilizados como estacionamientos.

Todas las mañanas las personas que acuden al centro de abastos tienen problemas para entrar debido a que esa calle es utilizada tanto por guiadores como por transportistas para esperar personas.

El lugar se ha convertido en estacionamiento de automóviles, motocicletas y triciclos de personas que acuden a las tiendas del sector.

En un recorrido por el lugar se detectó que los guiadores invaden también los espacios destinados para el acceso de personas con capacidades diferentes.

Canul Dzul señala que es importante solucionar el problema y por eso platicará con el director de Seguridad Pública para pedirle que tome medidas al respecto.

-Se tiene que buscar la manera de prohibir que los vehículos se estacionen en la vía y posiblemente la solución sea asignar a un policía para que vigile el lugar.

Los vecinos afectados consideran que ante esta situación se pueden registrar accidentes, ya que la vía es muy transitada por personas que se dirigen a lugares como el mercado, la clínica del Issste, la parroquia de San Juan Bautista, el parque infantil, el parque principal y el Palacio Municipal.- Arnulfo Peraza Rodríguez




Volver arriba