Taparán iglesia colonial

Taparán iglesia colonial

Fieles de Sudzal protestan contra cancha con domo

Una vecina de Sudzal muestra el desnivel que tiene la cancha con el piso del parque,  por donde entran los gremios y las procesiones a la histórica iglesia colonial, como la del Domingo de Ramos próximo

SUDZAL.- Feligreses católicos hicieron un plantón frente a la cancha de usos múltiples con techo de domo que el Ayuntamiento construye en lo que hasta octubre de 2013 fue un parque infantil, porque, reiteraron, tapará la iglesia de la Virgen de la Asunción, construida en el siglo XVI.

Después de escuchar misa de la 1 de la tarde anteayer, los fieles realizaron la protesta, ya que, indicaron, a unos metros del Palacio Municipal ya se encuentran unas estructuras que serían para construir el domo.

En diciembre de 2013 unos 250 vecinos encabezados por José Luis Montejo Villanueva interpusieron una denuncia ante el INAH, con miras a que éste ordene a la alcaldesa Kithy Janet May Chuc parar la obra, porque el domo tapará a la histórica iglesia colonial en pleno Centro.

-Seguimos inconformes, ya que el trabajo hormiga de la presidenta sigue con esta cancha -indicó Montejo Villanueva anteayer.

-Poco a poco la embutieron, compactaron y nivelaron el terreno; luego pusieron la plancha de cemento, ahora las porterías, mañana seguramente amanecerá con las columnas ya puestas en perjuicio de la imagen de la iglesia -añadió.

-¿Qué va a pasar si la Comuna no tiene permiso y sigue construyéndola? ¿Si la termina, el INAH le pedirá que la tire? Yo me pregunto, al igual que los que estamos reunidos aquí: ¿está en desacato la presidenta municipal? -cuestionó.

-Creemos que seguirá la obra porque los grande huecos donde irían las columnas están aún abiertos, no se han tapado y creo pretenden hacer el domo.

-Además, hay otras irregularidades, dos importantes, en esta obra -afirmó.

Domingo de Ramos

-La primera es que cuando se hizo la cancha se obstruyó el camino por donde entran los gremios y la procesión del Domingo de Ramos y la cancha quedó con un desnivel de casi un metro con el piso.

-Lo segundo muy importante es que los vecinos no sabemos cuánto costará la obra, no tienen puesto algún letrero que lo indique, y eso, creo, es malo, el pueblo tiene derecho a saber cuánto cuesta la obra -dijo indignado.

El caso recuerda al que ocurrió en 2009 en Hunucmá, cuando el INAH paró la construcción de una concha acústica que taparía la céntrica iglesia de San Francisco de Asís y, al final, la prohibió. Se rellenaron los huecos y se reubicó la obra a Sampool.- José Candelario Pech Ku




Volver arriba