Suspenden las clases por la lluvia

Calles inundadas y obras detenidas, por el mal tiempo

1 / 4


Alumnas de la secundaria Carlos Marx, tras la suspensión de clases por la lluvia del frente frío 31. A la derecha, un alumno del Cobay camina descalzo en las calles inundadas
Alumnos del Cobay, mojados por la precipitación matutina, caminan en el centro del puerto. A la izquierda un sujeto ebrio tirado en un charco que dejó la lluvia en la calle 23 entre 68 y 70


PROGRESO.- El norte del frente frío 31 ocasionó ayer una lluvia matutina que inundó la mayoría de las calles de este puerto y obligó a suspender las clases en casi todas las escuelas.

La lluvia trastornó por completo las actividades cotidianas de la ciudad.

El malecón, habitual punto de concentración de los corredores y caminadores, amaneció desierto y con cielo nublado; toda la avenida estaba inundada por el aguacero. Una patrulla municipal se mantuvo estacionada en la zona turística.

El norte azotó el miércoles a las 5 de la tarde, su primera lluvia fue a las 9 de la noche, pero no tardó mucho tiempo.

Según los registros del Observatorio Meteorológico de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en este puerto, ayer comenzó a llover a la 1 de la madrugada y a las 7 de la mañana ya había llovido 16.2 milímetros; aunque continuó lloviendo, el pluviómetro indicaba inapreciable.

Los jardines de niños no laboraron y la mayoría de las escuelas retiraron a los pocos alumnos que llegaron mojados por la lluvia.

Retirados temprano

En la secundaria Carlos Marx los pocos alumnos que asistieron fueron retirados a las 8 de la mañana.

En el Colegio de Bachilleres, que se ubica en la calle 37 entre 72 y 74 y cuyas arterias aledañas se inundaron, no hubo clases.

Los alumnos llegaron mojados y tuvieron que pasar en las calles inundadas.

Numerosos vecinos y trabajadores también tuvieron que pasar entre agua al ir a sus centros de trabajo.

Obras suspendidas

La lluvia además obligó a suspender varias obras, como la construcción de la gasolinera del puerto de abrigo de Yucalpetén, el avituallamiento de los barcos pesqueros, la demolición de predios y también el bacheo.

A las 11 de la mañana dejó de llover, pero se reanudó a las 4 de la tarde.- G.T.V




Volver arriba