Sugieren pago a plazos

Sugieren pago a plazos

Instalaciones eléctricas obsoletas en el mercado de Oxkutzcab, cuyos locatarios piden obras de  mejora

OXKUTZCAB.- Siguen sin solucionarse los problemas por la renovación de concesiones en el mercado 20 de noviembre debido a que el alcalde Óscar Madrazo Gío no ha aceptado dialogar con los locatarios inconformes para llegar a un acuerdo.

José Juan Vidal Escobedo y Felícitas Canché Us, dirigentes de los locatarios, manifestaron que ante el rechazo del alcalde al diálogo decidieron canalizar de manera legal sus inquietudes para que sus peticiones tengan carácter oficial y tengan certeza jurídica.

Los locatarios contrataron los servicios de un abogado que se encargará de dar curso a sus demandas.

-El alcalde no ha querido atendernos y nos lo niegan, aunque sabemos que está en sus oficinas o se escapa por la puerta de atrás -denuncia Felícitas Canché Us.

Vidal Escobedo, a su vez, señala que los locatarios creen que el primer edil no se siente con capacidad para resolver el problema o es demasiado arrogante para atender a los trabajadores.

-Quizá tiene asesores que lo están mal aconsejando pero nosotros tenemos propuestas serias para plantear al Ayuntamiento que pueden dar solución al cobro elevado que nos quieren hacer, por ejemplo, el pago a plazos.

-Si la concesión es para 15 años, pedimos que nos permitan pagar en ese plazo.-Legalmente las concesiones deben cobrarse cada tres años para que cada alcalde pueda contar con ese dinero para las obras. De esta manera quiere cobrar por adelantado lo que deberían recibir cinco alcaldes.Los locatarios piden que se les presenten los proyectos a realizar en el mercado, que “está lleno de deficiencias”.-Carece de baños, está sucio, no se controla la basura, la instalación eléctrica es obsoleta, falta vigilancia. El lugar necesita mantenimiento. -Hasta ahora no sabemos qué sucedió con el síndico (Emmanuel Granados Gómez), quien recibió nuestras demandas la semana pasada y dijo que las haría llegar al alcalde -añade.- Francisco Tejero Mendicuti




Volver arriba