Sonrisas , el mejor regalo

Jóvenes modelistas llevan alegría al poblado de Xtobil

1 / 7


Niñas de Xtobil se pusieron contentas con los juguetes que les obsequiaron como parte de la campaña "Pequeñas sonrisas", que realizaron alumnos de la licenciatura de Comunicación de Universidad Modelo Valladolid
Niñas de Xtobil con los juguetes que les llevaron alumnos de la Universidad Modelo. Debajo, otra pequeña con su muñeca
Algunos de los 150 niños de la comisaría de Xtobil, Tixcacalcupul, que recibieron un juguete de la campaña "Pequeñas sonrisas". Estudiantes de la Universidad Modelo de Valladolid recolectaron y entregaron los regalos a los niños
Madres de familia de Xtobil también se alegraron al ver la felicidad de sus hijos con los regalos


VALLADOLID.- Con grandes sonrisas en los rostros, más de 150 niños de la comisaría de Xtobil, en Tixcacalcupul, se pusieron felices al recibir un juguete en estas fechas navideñas.

Este fue el resultado de la campaña “Pequeñas sonrisas”, que alumnos de la licenciatura en Comunicación de la Universidad Modelo Valladolid, realizaron durante los últimos meses y que concluyó con la entrega de los regalos, el viernes.

La pequeña Belem Poot Cen, visiblemente emocionada con el juguete que le obsequiaron, corrió a mostrárselo a sus compañeros.

“Gracias, ahora ya tengo un muñeco de peluche para jugar por las tardes cuando salga de la escuela”.

Rocío Poot Chablé peina a su muñeca mientras se la muestra a sus amigas.

“Estoy muy contenta, ahora todas vamos a jugar a la casita con nuestras muñecas”, dice.

Los juguetes fueron entregados en la primaria “Jesús García” y en el jardín de niños “Revolución”.

Madres de familia de la localidad al enterarse de la presencia de los jóvenes universitarios llevaron a sus pequeños para recibir un juguete.

Víctor Carvajal Díaz, director de la escuela primaria, comentó que es la primera vez que una campaña social llega a los niños de Xtobil.

“Es muy gratificante ver a los niños felices con los juguetes; muchos de ellos no tienen los recursos para comprarlos”, dijo. “Es una acción muy buena de estos jóvenes para traerles a los niños momentos de felicidad”.- FÉLIX CANUL NOVELO

De un viztazo

Un grupo de niños se despidió de los alumnos modelistas con un abrazo.

Agradecidos. Mientras decían adiós, también agradecían en maya: “Dios botik”.

Satisfacción. La joven Dariana Aguilar Montalvo, del grupo organizador, comentó que se sentían muy satisfechos.

Reconfortante. “Nos dio gusto ver grandes sonrisas, es muy reconfortante que te den la gracias y verlos felices.




Volver arriba