Sombreros, rey de ventas

En el puerto se desplazan 500 cada semana

1 / 5


Una mestiza atrae las miradas de unas turistas de crucero, en tanto un joven cobra su venta
Imágenes de turistas del Carnival Elation que toman fotos o un baño de sol en el malecón, en tanto joven pasajera que disfruta de la sombra disponible
David González Martínez (al fondo), distribuidor al mayoreo de sombreros en Progreso; abajo, un vendedor que compra para revender a los visitantes


PROGRESO.- Los sombreros son el producto de mayor demanda entre los pasajeros de los cruceros Carnival Elation y Carnival Triumph, que llegan una vez a la semana a este puerto.

David González Martínez, originario de Guadalajara, es el distribuidor al mayoreo que surte de sombreros a los vendedores ambulantes que recorren el malecón, al tianguis artesanal municipal, al pasaje privado Las Velas y a la terminal de cruceros.

González Martínez, quien no vende al menudeo, precisa que a la semana desplaza 500 sombreros en esos cuatro sectores comerciales.

Indica que el vendedor ambulante, para sacar el costo del producto y ganar, tiene que caminar y ofrecerlo a los turistas en general.

La mayor parte de los sombreros estilos Speedy González, Panamá, de mujer y color se fabrican por la familia de González Martínez en Guanajuato.

Los sombreros tipo Zapata, que también tiene mucha demanda, González Martínez los compra en Bécal, Campeche, y los vende al mayoreo a $55. El vendedor al menudeo lo da a 10 dólares ($132, al tipo de cambio de ayer, de 13.27 dólares por peso).

González Martínez vende a $85 los sombreros de colores, y a los turistas se les vende a 25 dólares ($331).

El distribuidor vende los Panamá a $87, y al pasajero a 20 dólares ($265).

Los de dama Speedy González los vende a $100, pero a los turistas se les da a 25 dólares (331 pesos).

-El turista compra sombreros cuando hay Sol, pero cuando está nublado no compra, es mañoso y también regatea -indica González Martínez, quien llega una vez a la semana al puerto y arriba a las 5 de la mañana.

Sus primeros clientes son los dueños de tiendas en la terminal de cruceros, a quienes les vende 250 sombreros.

El resto lo distribuye entre los vendedores de la ciudad.

Afirma que lleva 10 años viniendo al puerto, poco a poco ha ido en aumento la venta de sombreros.

También surte en Cancún, Isla Mujeres, Cozumel, Majahual y Mérida.

A la semana distribuye en total 2,000 sombreros.

Ayer la jornada turística de crucero fue media flojo. Los pasajeros no efectuaron muchas compras como lo hicieron los que llegaron el lunes en el Carnival Triumph, pero sí consumieron cervezas en las palapas del malecón.

La demanda de masajes y paseos acuáticos fue baja; la mayor parte de los módulos estuvo desocupada, pero no les extrañó a las masajistas porque saben que pocos pasajeros del Carnival Elation gastan en este puerto.

El clima estuvo bueno, pero pocos pasajeros se animaron a bañarse en el mar. También fueron pocos los que recorrieron el tianguis artesanal, y fueron contados los que compraron artesanías.- Gabino Tzec Valle



Volver arriba