Sobresaltos del año

Casos delictivos en Valladolid y uno cerca de Dzitás

En un camino de terracería en la carretera Dzitás-Xocenpich se encontró el cadáver del ucraniano

VALLADOLID.-Algunos de los sucesos acontecidos durante el año estremecieron a los vallisoletanos que no estaban preparados para que se rompiera la habitual tranquilidad de la ciudad.

La cercanía con Quintana Roo y el arribo de estudiantes universitarios del vecino estado ha cambiado de alguna manera la forma de vida de los vallisoletanos, sobre todo de los jóvenes.

No todo es negativo si se toma en cuenta que la llegada de universitarios en esta ciudad ayuda a fortalecer la economía, pues genera empleos y propicia un considerable consumo de servicios.

Los hechos fuera de lo normal comenzaron cuando se encontró el cuerpo, en estado de descomposición, de un ucraniano a la vera de la carretera Dzitás-Pisté.

En este hecho se presume la participación de la que fue su novia, cuyo paradero se desconoce. Lo único que se sabe es que juntos llegaron a Quintana Roo y de allí rentaron un auto en septiembre pasado y llegaron a Pisté, cerca de donde fue encontrado el cuerpo sin vida del novio.

Otro hecho que descontroló la vida de los vallisoletanos fue el secuestro del joven Diego Mena Silva, tras acudir bajo engaños a un fiesta de una amiga.

En ese hecho participó un amigo cercano al secuestrado, en complicidad con una joven mujer que lo llevó a un predio de la colonia Fernando Novelo, donde unos cómplices lo golpearon y lo encerraron en un cuarto.

Al amanecer, Diego pudo escapar de los secuestradores y pidió ayuda en el jardín de niños “Dalia de las Cuevas”.

Luego de ese hecho se implementaron fuertes medidas de seguridad en esta ciudad, con el arribo de por lo menos 20 patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública que rondaron la ciudad durante los siguientes 15 días.

Detención

Los presuntos responsables del secuestro fueron detenidos en Cancún cuatro meses después, luego que cometieron el mismo delito en ese destino turístico.

Luego del secuestro, los vallisoletanos comenzaron a vivir en una especie de psicosis. También se intensificaron las llamadas a los teléfonos celulares de gente que intentaba extorsionar a vallisoletanos. No se tiene conocimiento de que alguien haya caído en la trampa.

Luego se supo de unos jóvenes que supuestamente habían secuestrado a unos novios en la colonia Oaxaqueña, los cuales fueron detenidos, pero luego liberados al comprobarse que no cometieron delito alguno.

Otro de los casos más sonados fue el robo de más de $600,000 en efectivo y en alahjas en casa de Roberto Aguilar Santoyo.

En este hecho los delincuentes sometieron y amagaron a dos ancianos que habían entrado a la casa y descubrieron a los ladrones dentro del predio.

Los asaltantes los amordazaron y amarraron dentro del baño, mientras ellos abrían la caja fuerte que finalmente no se pudieron llevar.

En otro hecho del año, unos sujetos intentaron entrar a robar en la joyería “Patrón”, ubicado en la calle 44 entre 39 y 41. Como la pared está blindada no pudieron destruir la pared del patio por donde planearon entrar.

Otro hecho que desconcertó a los vallisoletanos fue cuando un militar del XX Regimiento de Caballería Motorizado disparó en contra de un taxista. Por fortuna, la bala sólo le rozó la cabeza.

Esto ocurrió cuando el taxista llevó al cliente a su casa en la colonia Militar y éste no quería pagar. Durante esos meses arreciaron los robos en casa habitación. Las denuncias de robos eran cosa de todos los días, sobre todo en los fraccionamientos. La Policía detuvo a uno de los presuntos responsables, conocido como “El Tirahule”, pero el sujeto salió en libertad.- Juan Osorio Osorno

Caso publicado

El 31 de enero de 2013 se publicó sobre el caso del ucraniano asesinado

Se esfumó. La Fiscalía dijo que la ucraniana Maryna Burakova, cuyo paradero hasta ahora se desconoce, podría ser víctima o perpetradora.

Posibilidades. “No descartamos ninguna de las dos posibilidades” declaró la fiscal estatal Celia Rivas Rodríguez. El asesinato sigue sin resolverse.




Volver arriba