Se libra de caer en chantaje telefónico

Una hunucmense reporta el caso a la Policía Federal

HUNUCMÁ.- La joven madre de familia María Romero Xool se sumó ayer en la mañana a la lista de vecinos que han recibido llamadas de delincuentes que pretendieron hacerle creer que tienen secuestrado a su hijo.

Sin embargo, a diferencia de otras víctimas María Romero no cayó en la trampa porque un joven delincuente fingió ser su hijo, cuando ella no tiene hijos jóvenes, y porque ella está enterada de ese método de extorsión.

Insultos

-Tras escuchar la voz de la presunta víctima de secuestro, le contesté que no iba a caer en su chantaje y que los iba a denunciar ante las autoridades. La misma voz cambió y enseguida empezó a insultarme -relata la joven.

-Casi enseguida colgué el teléfono para no seguir escuchando los insultos.

-Llamé a Telcel para reportar el número de donde venía la llamada de los extorsionadores, 5511245431. Lo único que me dijeron es que el número es de la ciudad de México y que si no quería recibir más llamadas del mismo, que lo bloqueara.

-Les pregunté cómo es que esas personas tenían mi número, pero no supieron decirme. ¿Qué garantía tengo de que no me vuelvan a marcar esos delincuentes? -cuestiona, preocupada.

María Romero dice que no reportó su caso la Policía Municipal pero sí se comunicó al 088, de la Policía Federal.

Anteayer Griselda Gil Cool estuvo a punto de ser víctima de los extorsionadores con el engaño de que secuestraron a su hija menor de edad, y la Policía Municipal informó que llevaban siete casos en cuatro días.- J.W.C.Ch.

De un vistazo

Víctima de extorsión

Anteayer, Griselda Gil Cool relató que poco después de las 11 de la mañana recibió una llamada en casa de su madre y escuchó, que entre gritos y llantos, una niña pedía ayuda y creyeron que era su hija.

Avisa a la Policía

La mujer dijo que ante la confusión y el temor decidió dar parte a la Policía Municipal y también informarle a su esposo, Francisco Montero Canul, quien acudió a un cibercáfe al que acude su hija y ahí estaba ella.




Volver arriba