Se despiden de Valladolid

Las transmisiones de lo grabado, a principios de mayo

7_250314gringo1photo01

VALLADOLID.- “Nos vamos a ir gorditos luego de comer tanta comida tan sobrosa en esta ciudad, sobre todo la cochinita pibil”, expresó Robert Alexander, quien durante cinco días grabó en diversos sitios turísticos de esta ciudad, acompañado de Erika Honstein, para Gringo en México.

Los conductores del programa, que se transmite por Unicable, arribaron a la ciudad el jueves pasado por la noche. Las primeras grabaciones fueron en el Centro Histórico de la ciudad.

Cinco programas

Viajaron a Río Lagartos, San Felipe, Las Coloradas, Punta Laguna, entre otros puntos, para hacer grabaciones que se transmitirán en cinco programas espaciados.

Los cinco programas serán alternados con otros estados, es decir transmitirían uno primero de Yucatán y luego de otra entidad antes de regresar al Oriente Maya.

La primera transmisión será en los primeros días de mayo. Ahora se transmiten grabaciones que se hicieron en diciembre y enero.

Robert Alexander manifestó que está muy contento en esta ciudad y que recibe un trato excelente. Lo que más le encantó fue la comida.

El domingo en Uayma le dieron para comer mechado con carne de pavo y cerdo, con tortillas a mano. Le pareció exquisito, al grado que comió tres porciones.

También le gustó mucho la cochinita pibil.

Promete regresar

“Estoy muy contento y seguramente voy a volver, porque no terminamos de grabar; hay muchas cosas para mostrarle al mundo y que ahora por cuestiones de tiempo no llegamos, pero en otra ocasión será”, dijo.

Erika Honstein, compañera en la conducción con Robert, dijo que se sintió superbien en esta ciudad.

Al llegar al mirador del cenote Zací, se sorprendió y dijo: “Yo estuve aquí en otra ocasión, hace unos dos años, vine a grabar con el programa RitmoSon Latino”, del cual también es conductora.Expresó que la comida de esta ciudad ha sido la más rica que ha probado. “Nos vamos contentos y satisfechos con la atención y con la amabilidad de la gente”.

Desde las 9 de la mañana de ayer se iniciaron grabaciones en la capilla de la Candelaria. Luego la pareja se dirigió al cenote Zací.

Del cenote se dirigieron a la Calzada de los Frailes, donde visitaron la fábrica de chocolate. A bordo de bicicletas llegaron al entorno de San Bernadino de Siena.

Los conductores partieron alrededor de las 3 de la tarde al aeropuerto de Mérida, donde tomarían un vuelo, a las 7 de la noche, para regresar a la capital del país.- Juan Antonio Osorio Osorno




Volver arriba