Resignados por muerte ante el IMSS

No demandarán familiares de un difunto, en Temax

TEMAX.- A un día de que José Concepción Abán May, de 44 años de edad, falleció a las puertas del hospital del IMSS en Izamal, la familia se dice resignada ante los hechos y que el caso sólo queda a la conciencia de las personas que no lo atendieron cuando fue a consultar.

-Él tomaba mucho, tenía la enfermedad de cirrosis, según le dijeron los doctores que lo atendieron antes, pero cuando le vinieron dolores fuertes lo llevaron al IMSS de Izamal, no lo atendieron a tiempo y lo triste fue que murió en los brazos de mi madre -dice una hija, en breve entrevista.

-No vamos a demandar al Seguro Social por la negligencia de sus médicos, que se queden las cosas como están; espero que la conciencia de las personas que no le dieron atención esté bien, así lo dejaremos -afirma.

La mujer, de unos 35 años, relata que el cuerpo de su padre fue llevado a su casa anteayer al mediodía, y ayer a las 10 horas fue sepultado en el cementerio municipal.

El Ayuntamiento sólo proporcionó el transporte para que el cuerpo de Abán May llegue al domicilio.

Anteayer en la clínica del IMSS en Izamal se averiguó que el paciente llegó a las 8 de la mañana al área de Urgencias y en las dos ocasiones en que tocó la puerta para pedir atención le dijeron que esperara su turno. Estuvo vomitando sangre y cuando el personal salió a atenderlo, él había muerto, cerca de una caseta de teléfono, a unos dos metros de la puerta de Urgencias.- Mauricio Can Tec




Volver arriba